¿ Y tú, de qué especi@  eres ?

Doce especias que además de usarse para sazonar y potenciar el gusto de los alimentos, tienen muchos beneficios para la salud. Te las presentamos ....

 

Las especias son un ingrediente indispensable en muchas recetas: dan sabor, color e incluso pueden poner un toque de misterio en el plato. Las especias, además de usarse para sazonar y potenciar el gusto de los alimentos, tienen muchos beneficios para la salud. Algunas pueden ser útiles para controlar la diabetes, la anemia, y hasta para prevenir el cáncer.

A continuación, te mencionamos doce especias y sus beneficios para tu salud:

Ajo.

Ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, según lo ha mostrado un metaanálisis que incluyó a 26 estudios diferentes.

 

Es una buena fuente de minerales y vitaminas, entre los que destaca el potasio, fósforo, selenio, zinc, vitaminas del complejo B y en menor medida, vitamina C y E.

 

Contribuye a controlar la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea debido a que posee efectos vasodilatadores y antitrombóticos

 

Provee antioxidantes e incrementa la capacidad del organismo para luchar contra el estrés oxidativo. Además, impide la oxidación de lípidos

Existe  otra variante del ajo que se ha puesto muy de moda. Se trata del ajo negro, una variante del ajo común  fruto de un proceso de fermentación a la que se somete el producto a lo largo de un mes. Con un sabor mucho más rico. Además, contiene más beneficios para nuestro organismo que no podemos dejar pasar de largo.

Importante fuente de antioxidantes naturales como la vitamina C.

El ajo negro también es una perfecta ayuda a la hora de acelerar el metabolismo,

A esto hay que sumar sus beneficios medicinales como su poder antiparásito, que nos ayudará a eliminar los parásitos que pueden afectar nuestro intestino

Su consumo también es beneficioso para mejorar la circulación sanguínea y prevenir dolencias provenientes de este mal como enfermedades cardíacas, hipertensión…

 

Albahaca: Conocida por su característico sabor, aroma, aceite esencial y propiedades curativas. Entre las propiedades de esta especia destacan sus características anti bacterianas que pueden ayudar a combatir el acné, limpiando las impurezas de la piel; Favorece a mejorar el sistema inmunológico a través de la producción de anticuerpos; Mejora la circulación, reduce la inflamación y desintoxica la sangre.

 

Azafrán: Se trata de un condimento que se obtiene de los pistilos de la flor. Ayuda a aliviar la tos en casos de gripe o resfriados, y también mejora la circulación.

Al ser un alimento rico en potasio, el azafrán ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión, como sucede con el ajo. Otra de sus propiedades es que favorece la digestión.

Canela: Sin duda, uno de los condimentos más utilizados en las recetas de repostería y en postres. La canela es digestiva, ayuda a calmar los dolores de cabeza y a reducir el colesterol y los triglicéridos.

Existen además numerosos estudios que avalan el papel de la canela como acelerador de nuestro metabolismo. Esto se debe a que el consumo moderado de canela nos ayuda a mantener estable el nivel de glucosa en sangre y mejora la resistencia a la insulina, dos factores determinantes a la hora de regular nuestro metabolismo y controlar nuestro apetito.

 

A pesar de sus muchos beneficios saludables se debe tener en cuenta algunas contraindicaciones o efectos adversos debidos a un consumo excesivo como:

  • Sensibilidad digestiva. Las personas que presenten condiciones de sensibilidad digestiva, así como dolencias definidas, úlceras o síndrome de intestino irritable, deben saber que el consumo en exceso de canela (más de 1 / 2 cucharadita) puede causar ardor o reflujo gástrico.
  • Un exceso de canela puede estimular el ritmo cardíaco, lo cual se traduce en una situación de riesgo para toda persona que padezca de alguna afección en este nivel
  • En mujeres embarazadas deben evitar el consumo de canela particularmente en el último mes.
  • La canela posee propiedades que estimulan la propiedad anti coagulante de la sangre, por lo cual no es recomendable en personas que tengan un tratamiento anti coagulante de base.

Cilantro: Es antioxidante, facilita la digestión y contiene vitamina C. El cilantro es muy común en la cocina asiática, árabe y latinoamericana. Suele usarse en aderezos, salsas, ensaladas, caldos, sopas y guisos. Esta hierba aromática contiene calcio, fósforo, hierro, vitaminas A y C. Además es bajo en calorías y rico en aceites esenciales. Sus propiedades combaten el colesterol, a la vez que la convierten en un aliado contra la diabetes. El cilantro posee agentes anti inflamatorios que ayudan a reducir la inflamación en las articulaciones y combatir la artritis reumatoide.

 

Clavo: Su alto contenido de ácidos grasos omega 3, de manganeso, magnesio, vitamina K, potasio, vitamina B y calcio hacen de esta flor mucho más que un condimento en las comidas, tanto dulces como saladas. Uno de sus componentes más importantes es el eugenol, que previene que la sangre coagule, siendo ideal para los enfermos cardiovasculares. También se puede usar el aceite de clavo usa para aliviar náuseas, dolores de estómago, dolores de muela, entre otras dolencias.

 

Comino: Nos aporta vitamina A y E, potentes antioxidantes, que nos ayudan a mejorar nuestro sistema inmunológico. Se trata de un condimento muy digestivo, que alivia los gases y tiene efectos diuréticos. Precisamente, como diurético, estimula la función renal, generando un aumento de la eliminación de líquidos del organismo, siendo muy útil para tratar infecciones urinarias, cálculos renales y problemas en la vejiga.

 

 

Cúrcuma:

Es una planta de flores perteneciente a la familia del jengibre, ampliamente utilizada como colorante de alimentos, además las propiedades nutricionales de la Cúrcuma adquieren relevancia por formar parte del famoso condimento Hindú conocido como Curry.

Muy utilizada en distintas cocinas del mundo, sobre todo en la India. Está considerada como uno de los antiinflamatorios naturales más potentes con propiedades , para tratar las enfermedades inflamatorias crónicas de la tercera edad, como el reuma, la artritis, la artrosis, la gota, etc.

Los médicos tradicionales chinos utilizan la cúrcuma para tratar problemas del hígado y la vesícula biliar, detener el sangrado, tratar las enfermedades respiratorias y aliviar las molestias menstruales.

El principio activo de la cúrcuma es la “curcumina” y ha sido objeto de numerosos estudios demostrando por ejemplo tener la capacidad de estimular la producción de bilis y facilitar el vaciado de la vesícula biliar, además de un marcado efecto protector sobre el hígado y con acción anti-tumoral y anticancerígena, por su capacidad anti-inflamatoria y desinfectante, especialmente a nivel intestinal.

 

Hierbabuena: La hierbabuena ayuda a aliviar los problemas de estómago y digestión. Haz la prueba preparando un té de hierbabuena o masticar hojas de esta hierba. Otro de los beneficios de la hierbabuena es su capacidad para aliviar los dolores de cabeza y molestias menstruales. Incluso viene bien en caso de nervios, ya que ayuda a calmarnos y sentirnos mejor.

 

Jengibre: Uno de los condimentos que podemos utilizar tanto en recetas dulces como saladas para aromatizar cualquier plato. Es un antiinflamatorio natural en caso de artritis reumatoide y reumatismo y un excelente aliado para las migrañas y jaquecas tanto de origen digestivo como circulatorio. Y si lo tomamos en infusiones favorecerá la digestión.

 

Romero: Una de las soluciones naturales para mejorar la memoria. Tras una serie de pruebas realizadas a personas sanas por un equipo de psicólogos de la Universidad de Northumbria, en Newcastle (Reino Unido) se concluyó que el aceite esencial de romero aumentaba entre un 60 y un 75 % las probabilidades de recordar cosas cotidianas. El romero también alivia el dolor muscular y estimula el sistema inmunológico y circulatorio.

 

Tomillo: Se trata de una planta muy utilizada en la cocina como condimento, y también en la medicina natural, por sus múltiples aplicaciones, como tratar infecciones del sistema respiratorio, limpiar los pulmones cuando se sufre de tos o infecciones o combatir el envejecimiento. Podemos utilizarla en infusión, tomando una taza 3 veces al día para los resfriados ocasionales, las infecciones de pecho, el asma leve, los espasmos estomacales o el síndrome del intestino irritable.

 

¿Y tú, que especia sueles utilizar para condimentar tus platos favoritos?

¿Te has acordado de empezar el día con una sonrisa  ¡¡Feliz día!!

 

 

Elizabeth Casas

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“ A veces el hambre es la mejor especia ”

Ken Follett,  Cardiff, Gales, Reino Unido  5 de junio de 1949 

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0