Cuida tu memoria. ¡No te olvides!

Una correcta alimentación, estilo de vida y estado psíquico pueden permitir una memoria con capacidad para retener y utilizar la información de forma adecuada en tiempo y forma.

El proceso de envejecimiento será un factor clave que determine la salud de nuestra memoria y de nuestro cerebro. La necesidad de una alimentación adecuada y equilibrada en cada etapa de la vida es un factor clave para el mantenimiento de un cerebro sano y funcional. El envejecimiento, como proceso natural del organismo, hace que disminuya el número de células activas y aumente la oxidación progresiva de las mismas produciendo la degeneración cerebral y perdida de facultades, entre ellas de la memoria. 

En este post te cuento algunos consejos para cuidar nuestra memoria:

 

Mantener un peso adecuado. La obesidad se ha visto que está asociada al deterioro cognitivo. Un cuadro metabólico asociado a obesidad, según estudios publicados en la revista Neurology 2012, pueden disminuir las capacidades cognitivas

 

Caminar. Se cree que uno de los ejercicios más adecuados para la salud global de nuestro organismo es caminar diariamente al menos 30 minutos. Esta acción fácil de realizar, ayuda a tener una buena circulación, mantener el peso, reducir el estrés .... factores que pueden alterar los circuitos neuronales involucrados en la adquisición de la memoria.

Dormir bien. Dormir poco o dormir malamente, está asociado a falta de atención , concentración y memoria. Un descanso reparador puede intervenir en la correcta gestión de acciones conductuales y cognitivas.

No cenar abundantemente, ni muy tarde para no interferir en la conciliación del sueño. En personas mayores cabe poner especial interés en seguir un protocolo de ayuda con ejercicios relajantes, infusiones de plantas tranquilizantes.... que reduzcan el impacto de algunos medicamentos, que como tratamiento continuo, tienen efectos secundarios alterando el sueño.

 

Estudiar, recordar historias de nuestro pasado, leer. En personas jóvenes estudiar es una práctica frecuente que mantiene el sistema de aprendizaje en forma y consecuentemente la puesta en marcha de procesos concretos cerebrales, relacionados con la memoria. Tanto la memoria como el aprendizaje padecen modificaciones en función de estímulos ambientales. En la fase de envejecimiento avanzado, anotar lo que se ha hecho durante el día explicar historias, películas y cuentos a otras personas permite que se ejercite y mantenga la memoria.

Reducir el estrés

Toda situación de estrés está intervenida por la alteración de sustancias químicas que alteran nuestro estado cerebral. La posible ansiedad asociada, genera un aumento de problemas emocionales, afectando nuestro entorno cognitivo y por qué no, nuestra memoria. A largo plazo, el estrés crónico es uno de los posibles factores de aumento de la oxidación cerebral, alteraciones cardiovasculares, alteraciones bioquímicas en la producción equilibrada de neurotransmisores.

La meditación, yoga, y ejercicios de correcta respiración pueden ayudarnos a reducir el estrés y sus efectos colaterales sobre la memoria.

Música

Forma parte de un conjunto de acciones beneficiosas sobre nuestra salud. Escuchar cierta música puede relajarnos, cantar nuestras canciones favoritas requiere la puesta en marcha de ejercicios de memoria. Tanto es así, que forma parte de terapias específicas de trabajo con personas autistas, afectadas por alzheimer y otras demencias.

En programas específicos de neuro-rehabilitación la música se propone como moduladora de los procesos de atención y modulación cognitiva, directamente relacionada con la memoria (codificación, almacenamiento y recuperación)


 

Juegos de mesa y de entretenimiento cerebral.   

Se está perdiendo la costumbre de una de las actividades , tanto familiares como sociales que más pueden aportar al soporte y mantenimiento de nuestra memoria, crucigramas, sudokus, ejercicios de cálculo, ajedrez, juegos de mesa, cartas .... Los más mayores han disfrutado mas de estas actividades durante su vida y los han de mantener para fortalecer la memoria.

Hoy en día encontramos otras alternativas que promueven acciones neurológicas pero han de ser observadas con mucha atención, y me refiero a el entorno tecnológico. Nada más utilizaremos aquellos juegos y programas diseñados para la estimulación de acciones cognitivas, desestimando aquellos que no estén bajo supervisión.

 

 

¿Utilizas algún truco para mantener en forma tu memoria? ¡Compártelo! 

El paso de los años es inevitable, envejecer es opcional.

Feliz semana y no olvides sonreír, la sonrisa es el alimento del alma

 

 

 

Elizabeth Casas

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


“Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para el que tiene corazón” 

Gabriel García Márquez 

6 de marzo de 1927, Aracataca, Colombia -  17 de abril de 2014, México, D. F., México

Escritor, novelista, cuentista, guionista, editor y periodista colombiano. Premio Nobel de Literatura

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0