Mascarillas caseras. Piel suave como la seda

Aunque existen en el mercado mascarillas de belleza ya preparadas, es mucho más agradable intentar crear una de una forma simple, con la ayuda de ingredientes naturales. De este modo podemos vivir un momento de bienestar casero utilizando medios muy sencillos.

En este nuevo post te propongo 6 mascarillas muy sencillas para hacer tu misma en casa, que podrás utilizar según tu tipo de piel.

 

 

Mascarilla hidratante de leche y miel

Mezclamos 2 cucharadas de leche, dos de yogur natural y tres de miel ecológica. Añadimos 2 cucharadas de salvado de trigo o de sémola fina para espesar, mezclamos y aplicamos la mascarilla para obtener una suave piel hidratada.

 

Mascarilla hidratante de aguacate

Desmenuzamos, reduciéndolo a puré, la mitad de un aguacate maduro, añadimos una cucharada de queso quark y una cucharada de miel. Lo amalgamos bien y aplicamos la mezcla inmediatamente, antes de que el aguacate se vuelva oscuro al contacto con el aire. Esta mascarilla rehidrata, suaviza y aumenta la irrigación sanguínea de 

 

Mascarilla revitalizante de queso quark

Mezclamos 100 gramos de queso quark, una yema de huevo y una cucharada pequeña de aceite de oliva virgen. Amalgamamos la mezcla y aplicamos la mascarilla. Este preparado es beneficioso para las pieles secas, es refrescante y disminuye las rojeces de los pequeños capilares.

 

 

 

 

Mascarilla de patata para pieles cansadas e irritadas

Chafamos una patata cocida y le añadimos un poco de leche, una cucharada de aceite de oliva virgen extra y lo mezclamos todo. Extendemos la pasta obtenida en la cara y cuello. Esta mascarilla mejora las pieles irritadas y las relaja.

 

 

Mascarilla de plátano

Aplastamos un plátano maduro con un tenedor, le añadimos una cucharada de yogur, una cucharada de queso quark y una yema de huevo. La mascarilla resultante de la mezcla es muy beneficiosa para las pieles secas.

Mascarilla a base de leche, típica de la India.

Mezclamos tres cucharadas de nueces molidas muy finas, una cucharada de aceite de almendras, y dos cucharadas de leche, y aplicamos el resultado.

Recuerda que todas las mascarillas de belleza deben aplicarse sobre la piel limpia, y dejar que actúen durante 15-20 minutos, después de los cuales se eliminará con agua tibia, para terminar aplicando posteriormente una buena crema hidratante.

Si quieres que tu tratamiento sea mucho más eficaz, aplícate la mascarilla durante un baño relajante, además de ser reconfortante, conseguirás favorecer tu tratamiento ya que al tener los poros abiertos este será más regenerador.

 

 

Fuente: Noticias de Salud. Bioforce España

 

 

¿Utilizas habitualmente mascarillas ya preparadas o eres de las que prefieres hacerlas tu misma?

Tómate un tiempo para descansar, hacer lo que te gusta y amar a esa persona especial, te deseo un feliz fin de semana.

 

 

 

Xesca Fernández

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones”

Arthur Schopenhauer  (Polonia, febrero de 1788- Alemania, septiembre de 1860)

Filósofo alemán.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0