Hongos. ¿Medicina para nuestra salud?

Desde hace miles de años en China se ha pensado que los hongos ayudaban a promover la salud y la longevidad. Actualmente en el mundo occidental está empezándose a examinar su potencial activo.

 

Actualmente la investigación internacional sobre los hongos se desarrolla de forma creciente, ya que se está valorando la actividad hipoglucemiante, antitumoral, antimicrobiana, antiviral, antiparasitaria, y de fortalecimiento del sistema inmune de la mayoría de los hongos medicinales. En el trascurso de los últimos 50 años, se han encontrado componentes de más de 200 especies diferentes de hongos que poseen actividad antitumoral. Otras propiedades medicinales derivadas de los hongos incluyen propiedades inmunomoduladoras e inmunosupresoras utilizadas en los trasplantes de órganos y como adyudantes a la quimioterapia ya la radioterapia.

 

Componentes

Los hongos contienen metabolitos bioactivos capaces de ayudar a revitalizar y a modular nuestro sistema inmunológico. Los hongos medicinales pueden ser la clave para muchas enfermedades y, sobre todo, para muchas de las enfermedades crónicas en nuestro planeta.

La investigación sugiere que los componentes de los hongos medicinales responsables de la regulación del sistema inmune, son una colección diversa de polisacáridos, en particular los beta-glucanos, y en menor medida, los alfa-glucanos.

Los beta-glucanos son conocidos generalmente como modificadores de la respuesta biológica, y varios estudios han demostrado que tienen la capacidad de estimular distintos componentes del sistema inmunitario como son el interferón, las interleucinas, el TNF, los linfocitos B y T, los linfocitos infiltrantes de tumor, las linfoquinas, los magrófagos y la producción de plaquetas en la médula ósea.

Otras sustancias como los heteroglicanos, la sustancia quitinosa y los peptidoglicanos entre otros, aportan su propia contribución a las propiedades inmunitarias de los hongos.

 

Los 10 más importantes

Reishi

Shiitake

Maitake

Cola de pavo

Coprinus


Auricularia,  Champiñón de Sol,  Córdiceps,  Melena de león,  Poliporo umbelado, 

Las aplicaciones más importantes que presentan:

  • Fortalecimiento y modulación del sistema inmune
  • Prevención y coadyudante de algunos tipos de cáncer
  • Regulación de la presión arterial
  • Regulación de las funciones cardíacas y pulmonares
  • Potenciación del metabolismo y efecto anti-obesidad
  • Adaptógenos (resistencia al estrés físico y mental)
  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Modulación de la circulación linfática y efecto anti-edema
  • Potenciación de la líbido 
  • Protección neuronal
  • Protección de mucosas
  • Disminución de glucosa en la sangre
  • Regulación del metabolismo de los lípidos
  • Prevención de formación de placas en las arterias
  • Prevención de alergias
  • Mejora de las funciones intestinales
  • Ayuda al sistema óseo
  • Ayuda a la correcta formación de las células sanguíneas
  • Protectores del hígado
  • Tranquilizante
  • Trastornos del sueño
  • Anti-envejecimiento
  • Ayuda a la curación de las infecciones de la piel

Fuente. Bienestar natural magazine. Nutrinat

 

 

¿Has utilizado en alguna ocasión hongos medicinales para tratar algún trastorno?

 

Elizabeth Casas

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“La medicina es el arte de imitar los procedimientos curativos de la naturaleza”

Hipócrates Siglo V 460 a. C. Médico de la Antigua Grecia 

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0