Leche de almendras. Receta casera, propiedades y beneficios

Es fácil encontrar en tiendas y supermercados bebida de almendras, pero si además quieres que esta, no contenga aditivos como azúcar, espesantes o grasas vegetales, sólo hay dos opciones: buscar una bebida vegetal de calidad y cultivo ecológico o tan fácil como prepararla en casa con esta sencilla receta que te propongo. ¿Probamos?

La leche de almendras es una buena opción nutricionalmente hablando. Su uso está recomendado a personas que padecen intolerancia, celíacos, o aquellas personas que simplemente quieren sustituir los lácteos.

 

Propiedades y beneficios:

  • Es una leche indicada para disminuir los niveles de colesterol.
  • Usada en procesos post-operatorios por su elevado valor nutritivo, y su fácil digestión.
  • Especialmente indicada para embarazadas, lactantes.
  • Para combatir enfermedades nerviosas, debilidad o anemia
  • Se recomienda en personas con problemas hepáticos, desnutrición o eccema infantil.
  • Favorece el desarrollo en niños por ser una de las pocas proteínas vegetales que contiene L-arginina (aminoácido esencial para el crecimiento).
  • Es beneficiosa para cerebro y músculo por su alto contenido en potasio
  • Constituye una medida importante para la prevención de la osteoporosis.
  • Es un alimento energético ideal para el frío.
  • Tiene un alto contenido en proteínas (confiriendo sensación de saciedad)
  • Aporta un alto nivel de fibra dietética soluble que entre otras ventajas, permite aumentar el volumen de los excrementos y diluir así el ácido biliar, lípidos y esteroles, haciendo que disminuya el riesgo cancerígeno de éstos en el colon.
  • Favorece la subida de la leche materna.
  • Es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, muy recomendable por su valioso papel antioxidante.

Receta casera

 

Ingredientes:

  • 1 Taza de Almendras
  • 3-4 Tazas de Agua purificada
  • 1 Rajita de canela (opcional)
  • 1 Cucharadita de esencia natural de vainilla (opcional)

 

Procedimiento:

  • Poner las almendras en un plato hondo y cubrir con agua purificada. Las almendras se hincharán un poco, por lo que te debes asegurar de que tengan agua suficiente.
  • Dejar remojando las almendras toda la noche.
  • Enjuaga bien las almendras, escúrrelas y ponlas en la licuadora.
  • Agrega las tres o cuatro tazas de agua. La cantidad dependerá de qué tan concentrada quieras la leche.
  • Licua todo muy bien hasta que la almendra se haya vuelto casi polvo.
  • Cuela tu leche de almendras con ayuda de un chino, colador fino o de una gasa de algodón y ponla en un recipiente de cristal.
  • Si agregas una rajita de canela ayuda a que se conserve por más tiempo la leche y mejoras el sabor, si te gusta la canela.
  • Añade una pizca de vainilla o limón si deseas darle un toque de sabor más agradable  y, en el momento de beber, sirve con stevia, sucralosa o miel si deseas endulzarla.
  • Conservar en la nevera máximo 5 días.

 

Fuente: Ecomil, jugodevida

 

 

 

Elizabeth Casas

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


“Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.”

Gabriel García Márquez  (marzo de 1927, Colombia - abril de 2014, México)

Escritor, novelista, cuentista, guionista, editor y periodista colombiano. En 1982 recibió el Premio Nobel de Literatura.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0