Sencilla y Casera. Crema regeneradora de Aloe Vera

Hoy os hago una propuesta de cosmética natural, en la cual nuestro objetivo principal es darnos cuenta de que muchos de los productos que utilizamos diariamente para el aseo y cuidado personal, se pueden obtener de forma sencilla y, lo mejor de todo, con materiales caseros y algunos de ellos reciclados, con lo cual estaremos colaborando a la conservación del medio ambiente.

 

El aloe vera es una planta con excelentes propiedades regeneradoras, por lo que una de sus aplicaciones más sencilla y eficaz, consiste en colocar su pulpa directamente sobre la zona a tratar y mantenerla ahí unos minutos. También se puede administrar por vía oral, para lo cual habrá que obtener algún jarabe o zumo.

 

En esta experiencia pretendemos obtener una crema que contendrá, principalmente, aloe vera. Gracias a las importantes características de esta planta, conseguiremos una crema con excelentes cualidades regeneradoras para la piel, que podremos utilizar para las manos, cara, incluso se podrá utilizar en aquellas zonas donde tengamos alguna herida (el aloe ayuda a la cicatrización de la piel) o hayamos sufrido algún golpe.

 

Debido a la manteca de cacao y el aceite de almendras que vamos a usar, obtendremos una crema muy untosa y bastante pastosa que deberemos usar de manera diferente a una crema normal, ya que sólo usaremos una pequeña cantidad en la zona a tratar.

Se recomienda preparar esta crema en pequeñas cantidades, más que una crema con bastante contenido.

 

• 50g de pulpa de aloe vera

• 25g de manteca de cacao

• 250 cc aceite de almendras

• 50g de cera de abeja natural

• Una gotas de aceites esenciales naturales

• Recipientes para la crema (ej. Vasitos de plástico)

• Bote de cristal con tapadera hermética

 

 

Para nuestro ingrediente principal tendremos que conseguir en primer lugar, el principio activo de nuestra crema: la pulpa del aloe vera. Para esto lo primero es conseguir hojas de la planta.

 

 

Una vez que tengamos estas hojas, con ayuda de un cuchillo, cortaremos los bordes con cuidado  y después iremos quitando la piel para ir sacando la pulpa.

En el recipiente de cristal añadimos la pulpa, la manteca de cacao, la cera de abejas y el aceite de almendras. Lo cerramos y lo ponemos al baño maría.

 

Hemos de conseguir que todos los ingredientes sólidos se deshagan bien y se vayan mezclando, por eso, con ayuda de un paño para no quemarnos, abriremos varias veces el bote para agitar la mezcla.

 

Cuando esté todo bien mezclado se le puede echar unas gotas de aceites esenciales para conseguir un buen aroma, y aún caliente la mezcla, procederemos a echarla en los recipientes. Después se dejará enfriar, y ya estará lista para usar.

Si nos sobra crema se recomienda guardarla en el frigorífico.

 

Para saber más sobre cosmética natural échale un vistazo a nuestra sección de Belleza natural y orgánica. En ella encontrarás información variada sobre productos, ingredientes y otras recetas para  fabricar tus propios cosméticos naturales y cuidar así tu cuerpo.

Una alternativa para hacer tu vida más saludable.

 

 

¿Sabias que el Aloe Vera es un excelente regenerador celular?

Tómate un tiempo para descansar, hacer lo que te gusta y amar a esa persona especial, te deseo un feliz día.

 

 

 

Xesca Fernández

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma”

Albert Schweitzer OM ( 1875 - 1965) médico, filósofo, teólogo, músico alemán

Premio Nobel de la Paz en 1952

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan (viernes, 23 septiembre 2016 10:18)

    Con 50 g. de cera de abejas te saldrá una crema más dura que una piedra! Y poner al baño maría aloe vera y aceites juntos sin emulsionar? Raro, raro, raro...