Tomar el sol un cuarto de hora al día te aporta los niveles óptimos de vitamina D

Expertos del Hospital San Rafael alertan de que hay que evitar los "empachos de sol" durante el verano y aconsejan una exposición mantenida durante todo el año, y sobre todo durante los meses de otoño e invierno para contribuir a la formacoón y mantenimiento adecuado de los huesos y prevenir y mantener unos niveles altos de optimismo ya que estos meses son más proclives para los estados depresivos, así como enfermedades óseas. Así que ya sabes... un cuarto de hora al sol, te aportará los niveles óptimos de vitamina D que tu organismo precisa.

 

Aunque vivimos en un territorio con muchas horas de sol -principal fuente de vitamina D-, la mayoría no tiene los niveles adecuados de esta vitamina, esencial para la formación y mantenimiento adecuado de los huesos. Para paliar este déficit y prevenir las enfermedades que se derivan, desde el Hospital San Rafael de Hermanas Hospitalarias de Barcelona se recomienda una exposición al sol de 15 minutos al día durante todo el año.

 

"La gente suele tomar el sol sólo durante los meses de verano, lo que, además de un aumento del riesgo de melanoma, provoca que, el resto del año, el cuerpo tenga una carencia de vitamina D" , explica la doctora Isabel Rotés, jefe del Servicio de Reumatología del Centro.

 

Exposición Solar sin protección y en las horas de menos radiación

Según Rotés, los "empachos de sol" durante el verano, contrariamente a lo que se suele pensar, no permiten disponer de una "reserva natural" de vitamina D. "A medida que nos ponemos morenos sintetizamos menos cantidad de esta vitamina, ya que la piel crea una capa de protección natural que impide la entrada de los rayos ultravioleta, responsables de la formación de vitamina D ", asegura.

 

Por ello, desde la Unidad de Reumatología del Hospital San Rafael se recomienda exponer diariamente el cuerpo al sol, sobre todo la cara, los brazos y el escote, y hacerlo sin el uso de cremas solares, las cuales no permiten la entrada de la radiación UV. Sin embargo, se alerta de que esta exposición es necesario que se haga antes de las doce del mediodía y después de las cinco de la tarde, evitando las horas de máxima radiación y reduciendo así el riesgo de sufrir un melanoma.

Consecuencias de un déficit de vitamina D

La falta de vitamina D conlleva un déficit de absorción de calcio a nivel de los intestinos y, por tanto, una disminución de la mineralización de los huesos. "Esto puede dar lugar al desarrollo de enfermedades como el raquitismo, en el caso de los niños, o la osteoporosis, en los adultos", señala la doctora Rotés. Asimismo, desde el Hospital San Rafael advierten que la falta de esta vitamina también puede provocar debilitamiento muscular (miopatía proximal).

 

A pesar de que la falta de vitamina D se extiende al conjunto de la población, las personas de más de 50 años tienen más dificultades para sintetizarla. En el caso de las mujeres, esto se añade al déficit de estrógenos durante la menopausia, que puede producir una pérdida de calcio que deriva en diferentes enfermedades óseas. Por ello, según indican desde el Servicio de Reumatología, la mitad de las mujeres mayores de 50 años padecen osteoporosis.

 

Alimentos enriquecidos con vitamina D

La evidencia de que la falta de exposición solar provoca unos niveles deficitarios de vitamina D se encuentra en la gente mayor institucionalizada, por ejemplo, en residencias. Estas personas, que prácticamente no están expuestas al sol, son las que presentan un mayor déficit. En estos casos, los especialistas señalan que la aportación alimentaria de vitamina D es clave, aunque la ingesta dietética sólo proporcione entre el 10-20% del nutriente necesario.

 

Los alimentos naturales ricos en vitamina D son pocos: pescado azul, aceites de pescado y algunos vegetales o cereales. Por este motivo, desde el Hospital San Rafael aconseja a la población con escasa exposición solar el consumo de alimentos enriquecidos con esta vitamina. "Hasta hace pocos años, en España no se disponía de este tipo de productos", explica la Dra. Isabel Rotés. "Por el contrario, en los países nórdicos, gracias a la ingesta de estos alimentos, la población presenta un mayor mantenimiento de los niveles adecuados de vitamina D, a pesar de contar con menos horas de sol", señala la cabeza de Reumatología del Hospital.

 

 

Si te ha gustado este post sobre tomar el sol un cuarto de hora al día aporta los niveles óptimos de vitamina D y quieres conocer más información importante sobre cómo mejorar tu organismo mediante remedios naturales, entra en nuestra sección sobre Salud y conoce otros consejos para mejorar tu bienestar.

No esperes. El momento de cuidarse es ¡AHORA!

 

 

¿Tomas tu ración diaria de sol?

¡¡Disfruta de un RADIANTE y Feliz fin de semana!!

 

 

 

Javier Medina

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.”

Woody Allen (1 de diciembre de 1935 Nueva York, Estados Unidos)

Director, guionista y actor estadounidense de nombre real Allen Stewart Konigsberg, ganador del Premio Oscar en reiteradas oportunidades.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0