10 Beneficios que la Kombucha tiene para ti

La Kombucha es una bebida preparada a base de la fermentación de té mediante el uso de un hongo parecido a la levadura, conocido como el hongo de té u hongo chino. En este post de hoy Valentina Ortiz colaboradora del portal www.adipiscor.com como autora invitada nos cuenta los 10 Beneficios que la Kombucha tiene para ti. 

Este tipo de hongo tiene la capacidad de convertir el azúcar en glucosa y fructosa, para luego transformarlo en ácidos y gases, por lo que, al tomarla, puede parecer una especie de soda y tiene un característico sabor ácido y dulce.

Hoy en día, este brebaje está siendo muy valorado por sus propiedades nutricionales y los beneficios que tiene sobre nuestra salud. Entre sus beneficios se encuentran:

 

  1. Mejora la digestión y la flora intestinal, permitiendo controlar afecciones gastrointestinales.
  2. Fortalece los cartílagos, por lo que es una alternativa al tratamiento para la artritis.
  3. Favorece la regeneración celular, disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como la arteriosclerosis.
  4. Permite mantener la salud de nuestra visión.
  5. Mejora el aspecto del cabello y evita su caída.
  6. Debido a sus propiedades, es una especie de antibiótico natural.
  7. Estimula el metabolismo de nuestro organismo, siendo una ayuda para las personas que buscan perder peso.
  8. Puede ser una alternativa natural para tratar las úlceras y los cálculos renales.
  9. Desintoxica el cuerpo gracias a los altos niveles de ácidos orgánicos que contiene, entre los cuales hay un tipo que previene el cáncer.
  10. Es un energizante natural lleno de vitaminas.

Preparación:

Dependiendo de la clase de té que se utilice como base para la fermentación y el modo de preparación, el tipo de bacterias y microbios presentes en la bebida, variará.

 

A pesar de esto, no hay que preocuparse porque los microorganismos nocivos para nuestro cuerpo como el moho, mueren en el proceso, debido a la acidez de la sustancia y a las propiedades antibióticas del hongo de la Kombucha.

 

Si se prepara de manera correcta y el hongo se alimenta continuamente con azúcar, el proceso de producción de esta bebida es infinito, razón por la cual también este peculiar hongo recibe también el nombre de “el hongo de la inmortalidad”.

 

Para preparar el té de Kombucha se necesitan los siguientes elementos:

 

 

Utensilios: 

  • Recipiente de vidrio ancho donde se pueda ocupar 1/3 de la capacidad con el líquido y el resto para permitir la oxigenación del mismo, procurando que las proporciones de altura y anchura sean similares.
  • Olla de acero inoxidable para la infusión.
  • Una tela para tapar el recipiente. Preferiblemente usar lienzo, el cual permite que entre el aire, pero no el polvo.
  • Banda elástica para sostener la tela.
  • En caso de usar hojas de té sueltas, un colador.
  • Evita el uso de metales en la preparación y procura utilizar plástico (del tipo PT, de grado 1 o 2), barro (sin barnices) o vidrio (menos Pyrex).

Ingredientes:  

  • 1 cultivo de hongo Kombucha. El hongo tiene que mostrar una consistencia gomosa, rebaladiza pero firme.
  • 1 litro de agua potable sin cloro.
  • 100ml de té fermentado de una producción anterior. Este permitirá que el hongo tenga las condiciones ideales para fermentarse y reproducirse. Si no puedes adquirir este líquido, también podrías usar unos 60ml de vinagre de alcohol destilado.
  • 70gr de azúcar blanca refinada.
  • 5gr del té de tu preferencia.

Procedimiento: 

  • Hierve y limpia cuidadosamente todos los utensilios que vayas a utilizar.
  • En una olla, vierte el litro de agua y haz una infusión con el té que hayas elegido. Cada tipo de té tiene un tiempo de infusión y el agua necesita una temperatura diferente, por los que debes tener cuidado en no sobrepasarlo.
  • Antes de que la infusión se enfríe por completo, agrega el azúcar y revuelve para que se disuelva.
  • Deja que se enfríe la mezcla. Las altas temperaturas matan a los microorganismos necesarios para la fermentación.
  • Ya fría la infusión azucarada, colócala en el recipiente y agrega la fermentación de la Kombucha anterior.
  • Luego, coloca el hongo en el líquido y cúbrelo con la tela, asegurándola con la banda elástica.
  • Lleva el recipiente a un lugar tibio, oscuro y tranquilo, ya que no puede ser movido. Espera de 10 a 12 días a que se produzca el proceso de fermentación.
  • ¡Disfruta! Terminado este proceso podrás beber tu té de Kombucha así o mezclado con jugo. 

 

Nota: Antes de tomar esta o cualquier otra infusión debe consultar con su profesional de medicina. 

 

Fuentes: 

http://www.vix.com/  

http://www.lavidalucida.com/

 

 

 

Autor invitado:

Valentina Ortiz

Colaboradora de www.adipiscor.com

 

 

 

 

Otros artículos de interés de adipiscor.com que quizás te puedan interesar también:

 

¿Conocías las propiedades y beneficios de la Kombucha?

Que tengas una magnífica semana. Y Recuerda....

 

¡¡QUIERE/TE!!


 

“El té aviva nuestra imaginación. Reprime los vapores que invaden la cabeza y mantiene sereno el palacio del alma”

Edmund Waller (3 de marzo de 1606 - 21 de octubre de 1687) Poeta inglés de finales del siglo XVII. Sus poemas fueron característicos de la poesía cortesana de la literatura de la Restauración inglesa.


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

Escribir comentario

Comentarios: 0