El poder antioxidante de las frutas

Cuando el colesterol de baja densidad de lipoproteínas (LDL) (el colesterol "malo") se oxida, es más probable que lleve a endurecimiento y taponamiento de las paredes de las arterias. 

Todas las frutas y verduras son ricas fuentes de antioxidantes y ayudan a prevenir esto. Busca productos y frutas frescas de temporada cuando sea posible.

 

Los investigadores del Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre Envejecimiento de la Universidad de Tufts midieron varias frutas y verduras según  su CARO (capacidad de absorbencia radical de oxígeno), o su poder antioxidante.

 

 

 

¿Qué frutas consideras que tienen mayor cantidad de antioxidantes?

 

Aquí está una lista de los grandes alimentos que puedes tomar para aumentar tu consumo de antioxidantes, comenzando con los mejores: 

 

Arándanos.

Los arándanos tienen más antioxidantes -las moléculas mágicas que pueden ayudar a prevenir una serie de enfermedades- que otras 40 frutas y verduras comunes.

 

Comer una taza de arándanos proporcionará 13.427 antioxidantes totales, aproximadamente 10 veces la recomendación del USDA. La variedad cultivada te dará 9,019 antioxidantes por taza.

 

 

Moras. 

 

Las moras son ricas en antioxidantes, pero debes saber que también están llenas de polioles, el principal componente de los sucedáneos del azúcar (que a menudo son culpados por problemas abdominales).

 

 

Frambuesas. 

 

Un estudio en el Journal of Nutrition determinó que el ácido elágico antioxidante (que se encuentra en las frambuesas, granadas, nueces y arándanos) mejoró la capacidad de la quercetina (un antioxidante encontrado en las manzanas, las uvas, las cebollas y el trigo sarraceno) para eliminar

células cancerosas.

Fresas. 

 

Al igual que los arándanos y frambuesas, las fresas son ricas en antioxidantes, que protegen las células sanas de muchos tipos de cáncer.


Ciruelas. 

Elige el tipo negro para obtener 4,873 antioxidantes por porción. Las ciruelas secas ofrecen un poco más de dosis antioxidante.

 

Naranjas. 

Las naranjas, junto con los mangos, melocotones y sandías, son ricos en beta-criptoxantina, un antioxidante y uno de un par de compuestos que redujeron el riesgo de artritis en un impresionante 20 a 40 por ciento en un estudio británico en 25.000 personas.

 

Uvas rojas. 

Contienen resveratrol un potente antioxidante presente en la piel y semillas de la uva negra que nos protege de los radicales libres consiguiendo un envejecimiento más lento y retardado. Disfruta de este bocado sano, bajo en calorías: puedes comer 20 uvas rojas sin semillas y consumes sólo 100 calorías.

 

Cerezas. 

Las cerezas Montmorency jugosas y agrias son tu mejor fuente de melatonina antioxidante. Otras cerezas lo tienen también, pero la especie Montmorency tiene más. 

La melatonina protege la piel contra la radiación ultravioleta. Los investigadores han descubierto que este potente nutriente también ayuda a reparar la piel quemada por el sol, ya que estimula el crecimiento de nuevas células de la piel. 

Las cerezas también están llenas de vitamina C, que se necesita para construir el colágeno, el "andamiaje" natural de la piel y un antiarrugas.

 

Col rizada. 

Rica en antioxidantes y vitaminas que combaten el cáncer, la col rizada es también una buena fuente de betacaroteno y es el combo superior tanto de la luteína como de la zeaxantina.

 

 

Si deseas conocer más información sobre alimentos que beneficien tu organismo, y aumenten tu bienestar, visita nuestras secciones sobre alimentación Bio y Recetas en las que encontrarás información sobre sabrosos alimentos, recetas fáciles de preparar, adecuadas a cada tipo de edad y condición, elaboradas con ingredientes naturales que además ayudan a preservar los recursos naturales de la tierra.

 

 

¿Conoces alguna otra fruta con poder antioxidante?

Disfruta de un dulce y magnífico día

 

 

 

Elizabeth Casas

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Nuestro corazón tiene la edad de aquellos que ama.”

Marcel Proust ( julio de 1871, Neuilly-Auteuil-Passy - noviembre de 1922, París, Francia)

Novelista, ensayista y crítico francés cuya obra maestra, fue la novela En busca del tiempo perdido.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0