Uñas, sanas y fuertes

Mantener unas manos sanas no es una cuestión excesivamente laboriosa, pero sí has de tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas para tu día a día. Evitar la sequedad de la piel y unas uñas débiles y resquebrajadas, son dos pasos fundamentales para que no tengas la necesidad de esconder tus manos a la hora de una presentación, una entrevista de trabajo o una primera cita, por poner algunos ejemplos.

 

Salvo casos graves, en los que deberás acudir a un médico especialista, en este post te proponemos unas sencillas recomendaciones para que tus manos luzcan sanas y bonitas:

  • Evita el contacto con productos químicos: Los jabones o productos de limpieza que utilizamos en nuestra vida cotidiana, ablandan las uñas y resecan la piel de la manos. Utiliza guantes cada vez que vayas a fregar y notarás la diferencia. 
  • Evita abusar de los esmaltes y la acetona: Pintar las uñas en exceso o variar de esmalte más de una vez a la semana, nos obliga a utilizar acetonas, lo que reseca y daña las capas más superficiales, por lo que se aconseja utilizar estos productos con moderación y en pequeñas cantidades.
  • Evita la utilización de uñas artificiales: Los productos que se utilizan para colocarlas son muy agresivos y corres el riesgo de que al quitártelas, te lleves con ella parte de tu uña natural. En ningún caso son la solución a tu problema, únicamente lograrán que no lo veas durante un corto espacio de tiempo.
  • Si tu uña se parte, debes cortarla o limarla al momento, por eso recomendamos que nunca olvides meter en el neceser de  tu bolso una lima, que te sacará de más de un aprieto. Para evitar este tipo de problemas, es aconsejable que lleves tus uñas siempre cortas y por supuesto, evites llevártelas a la boca y mordértelas, que además de crear un efecto de lo más antiestético, las ablanda y al no dejarlas uniformes, pueden engancharse en cualquier parte.
  • Evita una larga exposición de tus manos en el agua: Los baños prolongados o fregar sin guantes, por ejemplo, reblandecen las uñas y las agrietan. Al igual que protegemos la piel del cuerpo o nuestro cabello de los rayos del sol, es necesario proteger nuestras manos del resto de los agentes externos.
  • Recuerda que las uñas no son instrumentos de trabajo: No son abrelatas, ni quitagrapas, por poner algún ejemplo... Cuídalas y protégelas como se merecen.
  • Algunos alimentos te ayudarán a mantenerlas sanas y fuertes: Las proteínas por ejemplo u otros como los huevos y algunos frutos secos serán muy beneficiosos para darles un aspecto saludable.

Masajear las uñas con aceites naturales resultará especialmente beneficioso, y por ello, te aconsejamos esta serie de productos cosméticos naturales. Lee con atención y valora cuál es el que más se amolda a tus necesidades:

 

1. Aceite de onagra.

deal para uñas quebradizas. Rico en ácidos grasos esenciales (linoléico gamma-linolénico), aminoácidos, minerales y Vitamina C.

 

2. Aceite de Argán puro:

Ayuda a fortalecer las uñas. Procede del árbol de Argania Spinosa, que sólo crece en el suroeste de Marruecos, siendo un aceite único en el mundo y es un rico en vitamina E.

 

3. Aceite de Borago:

Ayuda a fortalecer las uñas. Es rico en ácidos grasos poliinsaturados esenciales (linoléicos y gammalinoléicos), que son componentes esenciales para nuestro cuerpo

 

4. Aceite esencial de eucalipto:

Ideal para uñas y cutículas debilitadas. Tiene excelentes propiedades balsámicas y debe ser utilizado con moderación y diluido en otro aceite base.

 

5. Aceite de Ricino:

Ayuda a fortalecer las uñas. También ayuda a acelerar el crecimiento de las pestañas y evitar las ojeras. Además, es muy eficaz contra la caspa y en la hidratación de la piel seca o agrietada, en el combate del acné o infecciones fúngicas y en la revitalización de los cabellos secos o dañados.

 

6. Aceite esencial de limón:

Ayuda a fortalecer las uñas. Tiene propiedades antisépticas, astringentes, desinfectantes, purificantes, curativas, depurativas y aclarantes. Debe ser diluido en otro aceite base.

 

 

Todos estos aceites deberás aplicarlos sobre las uñas con un ligero masaje hasta que sean absorbidos. Procura hacértelo mientras vayas a estar en casa, un ratito antes de acostarte o antes de aplicarte cualquier tipo de esmalte y comprobarás cómo, tras unas cuantas aplicaciones, tus manos lucen perfectas para cualquier ocasión...

 

 

Fuente: aromas y sueños

 

 

¿Tienes algún remedio casero con el que cuidas tus uñas?

Tómate un tiempo para descansar, hacer lo que te gusta y amar a esa persona especial, te deseo un feliz día.

 

 


 

“La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones”

Arthur Schopenhauer  (Polonia, febrero de 1788- Alemania, septiembre de 1860)

Filósofo alemán.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0