Remedios de belleza naturales para un cuerpo sano

Para relajarte después de un día de tensión, lo mejor que puedes hacer es sumergirte en la bañera con una música suave y velas aromáticas. Para que todo sea perfecto, prepara una infusión de melisa y salvia y verter al agua. Si además, quieres suavizar tu piel, añade un litro de leche entera y otro de zumo de albaricoque. Además de relajarte, estarás cuidando tu piel.

Pero existen otros remedios caseros fabulosos para mantener tu cuerpo sano

¿Quieres conocerlos?

Consejos para meditar

El yoga meditativo es una actividad muy satisfactoria y sencilla, perfecta para desestresarse. Toma nota de unas pautas muy sencillas para iniciarte en la meditación: aprovecha la tranquilidad de las mañanas o los atardeceres; adopta una postura cómoda en la que el cuerpo esté relajado; no te obsesiones con dejar la mente en blanco, lo mejor es respirar y concentrarse en el recorrido del aire mientras la mente se relaja; selecciona un punto para concentrarte, como el entrecejo o el corazón, y repite el mantra OM para mejorar la concentración.

 

Exfoliante casero

Para limpiar la piel, sanearla y dejarla suave, puedes elaborar ti misma un gel exfoliante natural. Mezcla un puñado de sal gruesa con otro de sal fina y un poco de crema hidratante corporal. Aplica la mezcla por todo el cuerpo, frotando suavemente y, posteriormente, dúchate. Tu piel quedará como nueva.

 

También puedes añadir una cucharada sopera de azúcar en tu loción corporal y aplicarla con un masaje circular por todo el cuerpo.

 

Otra opción sería mezclar un buen puñado de sal marina con 4 o 5 cucharadas de aceite de almendras. Llévatelo a la ducha y esparce ello, después de haberte aclarado el gel, con movimientos circulares por todo el cuerpo. A continuación, enjuaga de nuevo.

 

También puedes mezclar un puñado de sal gruesa con dos de aceite de oliva o de sésamo. Eliminarás las células muertas y tu piel absorberá perfectamente la crema hidratante que te apliques posteriormente.

 

Prepara un vaso de leche, 1/4 de aceite de oliva virgen y un puñado de sal gruesa. Mezcla la leche y el aceite en un bol y, mientras se llena la bañera, añádele el puñado de sal. Pon después la mezcla y sumérgete 20 minutos a 37ºC. Además de relajarte, tu piel quedará como nueva.

 

Si tu piel es sensible, utiliza sal fina y mézclala con leche en polvo, hasta formar unos polvos suaves.

 

Sal de baño casera

Mezcla 300 gr de sal de cocina en un recipiente, 200 gr de sal gruesa y 10 ml de esencia de caléndula. Utilitza 3 o 4 cucharadas en cada baño.

 

Cuerpo brillante

Para darle luz a tu cuerpo, frótate con energía aceite de manzanilla para los muslos y las piernas, y notarás como, además, mejora tu celulitis.

 

Aceite de masaje corporal

Pon 50 mg de aceite de soja en un bol, mezclarlo con 30 mg de aceite de almendras, 10 mg de aceite de aguacate y 5 gotas de esencia de limón. Remueve bien y guarda el resto para otra ocasión.

 

También puedes preparar una mezcla de hojas de menta y aceite de almendras. Calentar al baño maría durante una hora y dejar macerar un día entero. Cuela la menta y ya lo podrás usar. Esparcir sobre la piel de tu cuerpo después de la ducha.

 

Ducha estimulante

Si te duchas con agua fría, estimularás la circulación y evitarás congestiones. Refrescar el cuerpo atenúa la tensión arterial y nos relaja.

 

Rociar con frecuencia tu cuerpo, roza el agua de la piel con las manos en lugar de secarte, y tarda unos minutos en vestirte.

 

Recupera el aspecto óptimo de tu cuerpo

Mezcla sémola con yogur fresco, y frota enérgicamente todo el cuerpo con la pasta resultante. Insiste en zonas como los talones y los codos. Termina con una ducha de agua tibia.

 

Para después de practicar deporte

Prepárate una infusión de manzanilla muy concentrada, mezclada con algunas gotas de aceite de pino y de aceite de rosas. Añadir al agua del baño.

 

Los fangos marinos

Son arcillosos y mantienen la temperatura del cuerpo. Si te haces masajes con determinados tipos de barro, especialmente atlánticos, conseguirás efectos beneficiosos para tu piel.

Para reafirmar la piel

Coloca en un envase de vidrio hojas de rosas rojas hasta la mitad, luego llena el recipiente con vinagre de manzana; macerar 15 días. Cuando lo uses, añade un chorro de este preparado al agua de la bañera y ponte dentro durante 20 ó 30 minutos.

 

Nutre el cuerpo con vino

Si quieres proteger la piel de las agresiones ambientales, prueba la vinoterapia. Tanto la piel como las semillas de la uva eliminan las células muertas de la piel, a la vez que la pulpa la nutre y la humecta. La primera fase del tratamiento es una exfoliación corporal con uvas y la segunda, un baño en una tina.

 

El frescor de los vegetales se percibe en la piel

Los vegetales con un color verde intenso, los que poseen más cantidad de clorofila, mantienen a raya las bacterias que causan el mal olor corporal, incluido el mal aliento. Son las algas, el perejil, las espinacas, las acelgas, el brócoli, la lechuga, el berro y los canónigos.

 

 

¿Utilizas algún remedio casero para cuidar tu cuerpo?

Tómate un tiempo para descansar, y hacer lo que te gusta, te deseo un feliz día.

 

 

 

Xesca Fernández

acerca de

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Aquel cuyo rostro no irradia luz nunca será estrella.”

William Blake (Londres, 28 de noviembre de 1757 - 12 de agosto de 1827) Poeta, pintor y grabador inglés.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0