¿La acupuntura, el yoga o la dietética, son medicina o no?

Bajo el paraguas de la llamada medicina alternativa se esconden profesionales que no son médicos y terapias que no tienen fundamentos científicos. Si algunos tratamientos desafían la evidencia científica y funcionan, aunque no llegamos a saber la razón. Por eso los médicos naturistas reivindican una medicina integrativa, no alternativa, que incorpore tratamientos con resultados probados.

 

Hoy en día no podemos concebir una medicina alejada de la tecnología. Pero no siempre ha sido así. Hasta bien entrado el siglo XX la mayor parte de médicos contaban con poco más que sus conocimientos y la experiencia para diagnosticar. En este contexto los médicos eran más proclives a ciertas creencias que, a pesar de no tener una base científica, funcionaban, como la homeopatía por ejemplo.

 

Pero desde que las tecnología ha impuesto su ley todo lo que no es demostrable científicamente no existe. O sea que si un mal no aparece en un análisis, una ecografía o un TAC significa que es poco relevante (porque no afecta a ningún órgano vital) o incluso imaginario. Y sin embargo algunas personas sufren mucho y necesitan una solución. Por ello, en paralelo, han crecido una serie tratamientos que, sean científicos o no, mejoran la calidad de vida de los pacientes.

 

 

¿Qué es la medicina integrativa?

Para empezar debemos descartar la denominación de alternativa. En primer lugar porque hay muchas medicinas diferentes y la de evidencia científica sólo es una de ellas. Y en segundo lugar porque esta denominación ha acabado convirtiéndose en un cajón desastre donde caben cosas muy extrañas. Por eso los profesionales, médicos, reivindican un concepto claro y definido: medicina integrativa.

 

La medicina integrativa concibe al paciente en todos sus aspectos, incluyendo los hábitos de vida y los factores psicoemocionales. En realidad cualquier medicina debería hacerlo pero la prisa y la necesidad de resultados hace que nos centramos en los síntomas y no en las causas. Un buen ejemplo es el abuso histórico de los antibióticos, como forma rápida y directa de acabar con gripes y resfriados.

 

Esta medicina no quiere prescindir de los análisis ni de las resonancias. Pretende complementar la medicina convencional con terapias naturales con evidencia científica: como la fitoterapia, la dietética, la meditación, el yoga y la acupuntura, entre otros. Ya hay varias experiencias de hospitales donde conviven en hermandad. Dos ejemplos de referencia son el Hospital Immanuel Krakenhaus de Berlín o el Hospital del Consorcio Sanitario de Terrassa.

 

Terapias complementarias

¿Qué terapias tienen evidencias científicas? Es una buena pregunta porque hay estudios a favor y en contra de cada una. Podemos concluir que en una primera fase aceptaríamos las que generan más consenso entre la comunidad médica.

 

Fitoterapia: Es la terapia basada en las plantas. Una tercera parte de la población en España confiesa haber empleado con fines terapéuticos a lo largo del año. La fitoterapia está presente en todas las facultades de farmacia y cuenta con vocalías en la mayoría de colegios farmacéuticos.

 

Acupuntura: Forma parte de la medicina tradicional china. Algunos centros públicos ya la incluyen como terapia complementaria, por ejemplo la Unidad de Dolor del Hospital Virgen de las Nieves, de Granada, o el Hospital de Mataró.

 

Dietética: La forma de alimentarnos es la clave de muchos de los problemas que padecemos y en cambio muy pocas veces los médicos inciden en ella. Sí se prohíben algunos alimentos y se recomiendan otros pero pocas veces los médicos analizan detenidamente nuestra dieta en busca del origen de determinados problemas.

 

Meditación o yoga: Son evidentes los efectos positivos de la meditación o el yoga. Otra cosa es que le atribuimos el rango de medicamentos. Pero del mismo modo que la psicología ha descubierto el mindfulness (que no es otra cosa que una versión científica de la compleja filosofía oriental) los médicos también pueden encontrar de qué manera la meditación o el yoga pueden ayudar a mejorar nuestra calidad de vida

 

Muchas de estas terapias están rodeadas de un aura de magia o superstición pero esto es más bien culpa del prescriptor, que no siempre es un médico. Lo importante es que tienen un fundamento científico que es lo que los médicos deberían extraer y usarlo en sus tratamientos.

 

Fuente: Dra. Díaz de Mera. La Torre de Barcelona 

 

¿Crees en la medicina natural?

Feliz inicio de semana.

 

Comiénzala con la decisión de vivirla al máximo y con entusiasmo, fe y fortaleza.

 

 

 

Javier Medina

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana”

Walt Disney 5 de diciembre de 1901, Chicago - 15 de diciembre de 1966, California

Productor, director, guionista y animador estadounidense.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0