Sensibilidad química múltiple: cosmética ecológica tu aliada

En este artículo os cuenta hoy sunflowerscosmeticanatural sobre el síndrome de sensibilidad química múltiple y como la cosmética ecológica puede ayudar a las personas que lo sufren.

 

Cada vez más personas llegan a la cosmética ecológica debido a problemas de salud, ya sean problemas de piel relacionados con alergias, dermatitis, psoriasis… y SQM o síndrome de Sensibilidad Química Múltiple.

Este síndrome ha sido reconocido en España oficialmente en el 2014 como enfermedad al incorporarla a su Clasificación Internacional de Enfermedades o CIE (sistema con el que la Sanidad clasifica y codifica sus diagnósticos. Esta es la fórmula autorizado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para que un gobierno pueda oficializar las dolencias de sus ciudadanos.

 

Pero ¿Qué es el SQM y como afecta a las personas que lo sufren?

La sensibilidad química múltiple (SQM) es una enfermedad sistémica que provoca una variedad muy amplia de síntomas y alteraciones orgánicas que se agudizan ante la exposición a numerosos agentes químicos, incluso a niveles muy bajos, normalmente tolerados por la población.

 

Las personas afectadas por SQM manifiestan sufrir dolor de cabeza, debilidad, problemas de memoria, falta de energía, congestión nasal, dolor o compresión en la garganta y molestias en las articulaciones (de los sistemas nervioso central, neuromuscular, respiratorio, y esquelético, respectivamente). Casi un tercio manifiestan además otros síntomas como dolor abdominal, náuseas, trastornos visuales y opresión pectoral.

 

Como consecuencia de estas alteraciones, algunos enfermos se ven obligados a vivir recluidos en casa, en un entorno controlado, aséptico y asilado del exterior. Renuncian, por supuesto a utilizar productos de higiene y cosmética sintética.

 

Al parecer, entre los agentes causantes de la enfermedad se hallan los plaguicidas agrícolas y domésticos, los disolventes orgánicos, los humos industriales y de los transportes, los metales pesados (los cuales se encuentran en muchos productos, incluidos los perfumes), y los ingredientes químicos de los cosméticos.

 

Es muy frecuente que los pacientes no soporten los aromas que desprenden los cosméticos y perfumes convencionales, ni su contacto con la piel.

 

Según los expertos en salud ambiental, estas personas muestran las consecuencias de la sobrecarga de productos químicos que sufre nuestro entorno. Todo indica que unos han enfermado como resultado de exposiciones accidentales agudas a los agentes tóxicos, mientras que otros lo han hecho como consecuencia del contacto habitual en dosis bajas.

 

¿Como es posible que unos productos destinados a promover la salud y el bienestar de las personas se hayan convertido en un problema y porqué la sociedad no reacciona ante esta situación?

Las respuestas, como siempre, se encuentran en el enorme poder económico y cultural de la industria cosmética. El gran volumen económico de ganancias que obtienen las compañías más grandes, incluso superiores al presupuesto de la mayoría de los estados, confiere a esta industria una enorme capacidad de influencia sobre la población y sus representantes.

 

Según EUROSTAFF, el gasto mundial en productos cosméticos durante el 2010 superó los 170.000 millones de dólares. Y una parte de esta influencia se realiza a través de la publicidad, en la cual las grandes compañías gastan millones al año. Porque la industria cosmética no vende productos si no ilusiones: la fascinación de las imágenes trucadas de la publicidad es mucho mayor que los efectos reales de maquillajes, champús, tintes, lacas y perfumes.

 

El consumo responsable, evitando productos que contengan componentes de los que se tenga constancia que pueden suponer un riesgo para la salud, o que para su extracción se pude alterar gravemente el medio natural o producir contaminación, puede no ser una decisión sencilla. Es más fácil ignorar todos estos condicionantes, no complicarse la vida y adquirir al mejor precio posible lo más llamativo en términos publicitarios.

 

Pero ¡¡existen alternativas!!

Cada vez somos más conscientes de todos los problemas de salud y medio ambientales que la industria química provoca, y adquirimos productos de forma consciente.

 

Concretamente, para las personas con SQM, les resulta muy complicado encontrar productos de higiene adecuados para su dolencia. La cosmética natural busca integrar componentes que tengan la mayor afinidad con la composición bioquímica de nuestra piel.

 

Las personas con SQM deben utilizar cosméticos libres de perfumes y conservantes artificiales. Los aceites minerales deben sustituirse por aceites vegetales, a poder ser provenientes de la agricultura ecológica. No deben utilizar productos con SLS ni parabenos.

 

En Sunfowers cosmética natural, las personas con SQM encontrarán todos los productos adecuados para no poner en riesgo su salud, y pueden utilizar sin riesgo todos los productos de la tienda. Los más recomendados son los que se encuentran el la sección para pieles sensibles, ya que son productos pensados especialmente para que no produzcan ningún tipo de alergia, sin perfumes, y sin tóxicos.

 

Puedes encontrar productos de higiene diaria, como geles de baño y champús, elaborados con Glicerina vegetal, sin sulfatos, sin parabenos, sin EDTA-FENOXIETANOL y testados dermatológicamente, sin colorantes ni perfumes de síntesis en sunflowerscosmeticanatural.es productos para pieles sensibles y atópicas

 

¡Desde Sunflowers os animan a que os cambiéis al lado Bio y al consumo consciente!

 

 

Fuente original: Sunflowers cosmética natural

 

 

¿Conoces cosméticos Bio como alternativa al SQM?

Gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo. Disfruta de un espléndido día

 

 

 

Xesca Fernández

acerca de

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma”

Albert Schweitzer OM ( 1875 - 1965) médico, filósofo, teólogo, músico alemán

Premio Nobel de la Paz en 1952

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0