Bizcocho de zanahoria y mermelada de calabaza con jengibre

Vamos a jugar un poco con sabores y colores primaverales y a hacer un bizcocho muy fácil, apto para principiantes, con zanahoria, mermelada de calabaza, jengibre, canela, nuez moscada y nueces. El aroma os encantará, ¡pero el sabor mucho más! 

 

Dificultad: fácil

Tiempo de preparación: 40 minutos

Raciones: para 6-8 personas

 

Ingredientes:

  • 3 zanahorias medianas (unos 190 g) 5 cucharadas de mermelada de calabaza (he usado mermelada casera)
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • ¼ de cucharadita de canela en polvo
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharadas de melaza de granada
  • 1 taza y ½ de harina de trigo integral
  • 1 cucharadita y ½ de levadura de repostería
  • ¾ de taza de leche de soja (u otra bebida vegetal a tu gusto)

 

Para el glaseado:

  • 1 cucharada de mermelada de calabaza
  • 2 cucharadas de azúcar glacé
  • aprox. ½ taza de nueces peladas

Preparación:

Precalienta el horno a 185ºC con calor arriba y abajo. Prepara un molde rectangular (unos 22 x 10 cm) poniendo papel para hornear (no es necesario si utilizas un molde de silicona.)

 

Mezcla en un bol la harina con la levadura.

 

Lava y pela las zanahorias y rállalas (si quieres que se vean trocitos naranjas, con un rallador de agujeros grandes, si no, con uno fino).

En un bol grande bate la mermelada hasta que haga burbujitas (puedes usar un batidor de varillas). Añade la melaza de granada, jengibre, canela y nuez moscada y bátelo todo junto. Incorpora la zanahoria rallada sin dejar de batir.

Agrega poco a poco y por tandas la leche vegetal y la harina con levadura mientras bates hasta que quede una masa suave y homogénea.

Vierte la masa en el molde y métela al horno, a altura media, a 185ºC con calor arriba y abajo, durante unos 30 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta no salga con masa cruda pegada. No abras el horno antes de que pasen 25 minutos de cocción.

 

Sácalo y deja que se temple sobre una rejilla.

 

Mezcla la mermelada de calabaza con el azúcar glacé hasta que se haga una pasta untuosa y más bien pegajosa.

 

Cuando el bizcocho esté casi frío sácalo del molde y pon la cobertura por encima, extendiéndola con un pincel de repostería. No es necesario usarla toda, solo lo justo para cubrir la parte de arriba con una fina capa pegajosa.

Espolvorea con las nueces picadas o desmenuzadas a mano y deja que se enfríe por completo (el glaseado se solidificará un poco).

 

Sírvelo tal cual :

 

Si te sobra bizcocho envuélvelo con film transparente para evitar que se reseque y guárdalo en la nevera. Te durará hasta 3 días.

Para conocer más tips sobre alimentación Bio puedes visitar nuestra sección de Recetas. Te ofrecemos ideas para que puedas seguir una alimentación rica, sana y saludable como la de este Bizcocho de zanahoria y mermelada de calabaza con jengibre que te hemos ofrecido hoy.

Nunca es tarde para hacer un cambio de alimentación, que proporcione

un plus de bienestar a tu cuerpo.

 

 

 

Elizabeth Casas

acerca de

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“La miel de las heridas embalsama el amor”

Marguerite Yourcenar (8 de junio de 1903 Bélgica - 17 de diciembre de 1987 Estados Unidos) Poetisa, novelista, autora de teatro y traductora francesa.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0