Motivos para tomar un té de hibisco cada día

La colorida flor de hibisco se cultiva en todo el mundo, tanto por su estética y sus usos medicinales, que son principalmente en forma de té. Aunque la investigación científica ha sido limitada, los estudios sugieren que este es beneficioso con relación a varios de sus usos tradicionales, sobre todo para ayudar a reducir la presión arterial y el control del colesterol..

 

La planta de hibisco, hibiscus sabdariffa, es un arbusto que se cree que es originario de África. Tiene flores de color amarillo con un centro de color rojo, y no debe ser confundido con la hibiscus acetosella, la especie de hibisco que tiene flores rojas. La hibiscus ascetosella no se utiliza para fines medicinales, mientras que la hibiscus sabdariffa se utiliza para una variedad de dolencias.

 

El hibisco ha sido utilizado para el tratamiento de diversas molestias digestivas, junto con escorbuto, ansiedad y fiebres. Todas las partes del hibisco se utilizan. Es tradicionalmente conocido por ser laxante, diurético, antibacterial, y por su alto contenido de vitamina C, es antiescorbútico y es una buena opción para aliviar la tos y el resfriado.

El té de hibisco (también conocido como té amargo) tiene un sabor agrio y es rico en antioxidantes. Puede proteger el hígado, estimula el apetito y ayuda a reducir la fiebre. Elimina la acidez estomacal y puede curar la gastroenteritis y el estreñimiento. Las propiedades del hibisco permiten la dilatación de las arterias para que esta planta medicinal pueda facilitar la circulación de la sangre. Es ideal para las personas que sufren de hipertensión arterial y de problemas de varices, flebitis, hemorroides y sabañones.

 

Varios estudios han mostrado que el té de hibisco es muy efectivo para disminuir los niveles de colesterol LDL. Contiene bioflavonoides que ayudan a prevenir que se formen placas en las paredes de las arterias, lo que disminuye el colesterol y ayuda a prevenir un número de otras serias enfermedades.

 

El té de hibisco es utilizado en la India para tratar la diabetes y ha demostrado increíbles resultados. Es también utilizado ampliamente en la medicina Oriental como tratamiento para muchas enfermedades del hígado. Por cuanto mantiene el cuerpo limpio de radicales libres, ofrece antioxidantes y otras vitaminas y minerales, previniendo la aparición de células cancerosas. Estudios realizados en ratones mostraron que tomar el té puede prevenir el daño en el hígado ocasionado por el consumo de muchos analgésicos.

¿Cómo preparar una infusión de hibisco?

En Turquía e Irán aprovechan las propiedades del hibisco tomando infusiones frías que preparan hirviendo agua y una cucharada de flores de hibisco. Es importante tapar la infusión para que no pierda el aroma y esperar 5 ó 10 minutos antes de tomarla. Podrás probarla a temperatura ambiente o con hielo, y también podrás mezclarla con bayas de rosal, hojas de melisa y unas gotas de limón.

 

Para curar los espasmos gastrointestinales, es recomendable hacer una infusión mezclando partes iguales de flores de hibisco, hierba luisa y anís verde: durante un minuto se hierve esta mezcla con un vaso de agua, se cuela y se toma para curar el problema que ya existe o para evitar su aparición después de haber comido mucho.

 

Las semillas son utilizadas en la producción de aceite vegetal en China, y pueden ser secadas y cultivadas como sustitutivas del café. La parte fibrosa del tallo de la planta es utilizada en la producción de hilo y cordel conocido como “lino de flor de Jamaica”.

 

Fuente: naturalum

 

 

¿Conocías las propiedades de esta maravillosa planta?

Que tengas una magnífica semana. Y Recuerda....

¡¡QUIERE-TE!!

 

 

 

Javier Medina

acerca de

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“El té aviva nuestra imaginación. Reprime los vapores que invaden la cabeza y mantiene sereno el palacio del alma”

Edmund Waller (3 de marzo de 1606 - 21 de octubre de 1687) Poeta inglés de finales del siglo XVII. Sus poemas fueron característicos de la poesía cortesana de la literatura de la Restauración inglesa.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0