Pequeñas acciones, grandes cambios. Encuentra tu pasión en la vida

Cuando añades acciones concretas pero pequeñas a tus ideas sencillas y significativas, logras el cambio y la transformación; y a partir de ahí, te resultará mucho más sencillo encontrar tu pasión. Así, recuerda entonces que "Ideas sencillas + grandes significados + pequeñas acciones = grandes cambios"

 

Pequeñas acciones, grandes cambios

No solo basta con cambiar nuestra forma de sentir y pensar para que logremos el cambio que queremos en nuestra vida. Si no actúas para encontrar tu pasión, jamás la encontrarás. La misma frase lo dice, tienes que encontrar tu pasión, no esperar a que se manifieste o a que se te ocurra. Tendrás que levantarte del sofá, apagar la televisión y hacer muchas cosas para que puedas distinguir qué es lo que te apasiona en medio de todas las cosas que haces o que puedes llegar a hacer.

 

Sin embargo, no tienes que emprender grandes acciones y proyectos para lograr este objetivo. No te agobies. Sólo tienes que hacer algo ligeramente diferente, todos los días, cada vez que puedas. No tiene que ser algo extraordinario, no tiene que ser algo que altere totalmente tu rutina.

 

Descubre tu pasión en la vida alterando tu rutina

ara que cualquier cambio -por mínimo que sea- se produzca en tu vida, debe suceder siempre lo mismo: algo altera tu rutina o algo te hace salir de tu zona de comodidad. No esperes entonces a que algo externo te obligue a hacer algo diferente. 

 

Por el contrario, trata de salirte de los límites de tu comodidad o de tus costumbres cada vez que puedas. Esto te abrirá hacia nuevas formas de ver las cosas, y por tanto, hacia ideas novedosas y con gran significado.

 

Siempre que tengas la oportunidad de transformar las cosas que haces todos los días, inténtalo. Cambia la forma en la que haces las cosas, juega con los horarios, juega con el estilo, juega con la velocidad, con las herramientas. 

 

No temas a equivocarte o a perder el tiempo haciendo algo a lo que no estás acostumbrado. Después de todo, no vas a pasar todo el día haciéndolo. Desde 20 minutos hasta 1 hora serán suficientes para tu cuota diaria en tu búsqueda del cambio y de tu pasión.

Lo que quiero transmitirte es que no tienes que invertir grandes cantidades de tiempo, dinero o esfuerzos mentales y físicos para lograr cambios en tu vida. Cuando invertimos muchos recursos y no logramos ver resultados tangibles, nos desanimamos con rapidez y abandonamos nuestra inversión. En cambio, cuando sentimos que la inversión casi no nos afecta en general porque es pequeña, aunque duradera, estaremos más dispuestos a mantenerla por más tiempo.

 

Por tal razón no estoy interesado en pedirte que compres todo el equipamento necesario para que practiques un nuevo deporte o que dediques tres horas diarias a hacer algo nuevo. El cambio funciona paso a paso, y en la mayoría de ocasiones es muy lento. Una vez que entiendes que el cambio funciona así, debes acoplarte a su funcionamiento: ve paso a paso, ve lentamente. Ponte en síntonía con el cambio.

Diviértete y déjate llevar un poco por tu curiosidad infantil

Un niño es capaz de saber de inmediato si algo le agrada o no. Los adultos, por el contrario, han aprendido que deben hacer ciertas cosas aunque no les gusten. Lo hacen por dinero, por reconocimiento social o familiar, por aceptación o tal vez por obligación o necesidad. Los niños están mucho menos limitados en este sentido y por eso siguen a su intuición y rechazan lo que realmente no les produce placer, aunque sea algo ventajoso para ellos.

 

Por tal razón quiero que seas curioso y hagas algo para que te diviertas como un niño. La diversión es la mejor forma de hacer algo nuevo. El juego es la mejor forma de explorar cosas nuevas. Los cambios suelen facilitarse por medio de la diversión y el juego, así que debes estar en afinidad con esa idea. Relájate y pásala bien mientras haces algo diferente.

Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto de la historia, afirma que la primera condición para que los niños lleguen a ser grandes deportistas como él, es precisamente que disfruten de lo que hacen. Y por tal razón -continúa- lo primero que se debe fomentar en los niños, antes que las habilidades para el deporte o la disciplina, es la pasión, el amor por el deporte. Los niños suelen apasionarse por las cosas que hacen cuando las disfrutan. De lo contrario, se sentirán obligados y no alcanzarán su máximo potencial, aunque sean muy buenos o tengan talento.

 

No te conformes con tus pasatiempos y gustos. Busca otros nuevos. Intenta nuevas alternativas para divertirte o pasar el rato. Si nunca has leído cómics o nunca has probado un videojuego, 20 minutos a la semana no te van a perjudicar en absoluto. 

 

Si no te queda gustando, pues busca nuevas actividades, juegos de mesa, libros, revistas, películas, teatro, etc. Explora todas las formas sanas que te ofrece el mundo para que te entretengas. Es posible que en una de ellas se encuentre tu pasión, pues no es nada raro que las personas exitosas encuentren su elemento mientras no estan trabajando o estudiando.

 

Atrévete a explorar el mundo con tu cuerpo y con tu mente

En conclusión, debes explorar activamente tu mundo para que puedas encontrar lo que te gustaría encontrar. Lamentablemente, encontrar un tesoro como la pasión requiere de muchos intentos y de acciones muy variadas. No existe un mapa que te lleve irremediablemente hacia el tesoro, así que tendrás que explorar la mayor parte del mundo hasta que tengas la certeza que has encontrado el mejor tesoro de todos.

 

La exploración por sí misma es una meta bastante satisfactoria porque nos permite alejarnos de la rutina, expande nuestro conocimiento y nos brinda nuevas experiencias y habilidades. Así que no te preocupes si no encuentras nada durante mucho tiempo, el viaje y la aventura son en sí mismas un fin que llenará de sentido y de buenos recuerdos a tu vida.

 

Ejercicio práctico para encontrar la pasión

El primer ejercicio práctico que quiero recomendarte es que en esta semana busques una nueva actividad o pasatiempo. Busca algo sencillo, barato, que no consuma demasiado tiempo. No te esfuerces demasiado en buscar una actividad que definitivamente es acorde a tu personalidad. Haz lo primero que se te ocurra, o haz algo que siempre has querido hacer y no lo has hecho por inventar excusas de todo tipo.

 

Simplemente haz algo nuevo durante 30 días, si te es posible. Si tienes que sacrificar una rutina consolidada para hacer tiempo, no te preocupes, pues tu rutina no se irá a ningún lado y será exactamente la misma una vez que la retomes. Por supuesto, no sacrifiques tu alimentación, el ejercicio o tu sueño. Estas rutinas jamás deben ser negociables.

 

Si definitivamente eres una persona muy ocupada, reserva media hora o una hora cada semana para hacer algo diferente. No tiene que ser un cambio radical, puede ser algo ligeramente diferente. Por ejemplo, si te gusta navegar por internet, dedica un espacio para hacer en internet algo distinto a lo que sueles hacer.

 

 

Me gustaría poder decirte qué es lo que estás buscando exactamente para poder ayudarte mejor, pero sólo tu sabrás en ese justo momento que te has encontrado con tu pasión. Si ya supiéramos cómo descubrir nuestra pasión, todos estaríamos haciendo lo que nos apasiona.

 

Recuerda que la felicidad depende de ti mismo. Feliz día

 

 

Fuente: tucambioesahora

 

 

 

Javier Medina

acerca de

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

"No hay viento favorable para el que no sabe hacia donde va"

Lucio Anneo Séneca. 4 a. C., Córdoba - 65 d. C., Roma, Italia.

Filósofo, político, orador y escritor romano conocido por sus obras de carácter moralista.

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0