¿A qué edad tenemos que comenzar a cuidar nuestra piel?

Aunque parezca pronto, a partir de los 25 años cuando la piel se vuelve más vulnerable, se irrita más fácilmente, pierde luminosidad y aparecen las primeras líneas de expresión alrededor de los ojos, en el entrecejo y en el rictus. 

 

Esto es debido a que empieza a disminuir la renovación celular, los vasos sanguíneos de la piel se van degradando y disminuye la producción de colágeno en las capas profundas de la piel. 

A partir de los 25 años, cada año que pasa, la piel pierde un 1% de su colágeno.

 

En la década de los 40

Es entonces cuando la oxidación de las células comienza a ser importante, la piel pierde humedad y las arrugas se profundizan. 

 

Se pierde también elasticidad, aparece la flacidez y la falta de luminosidad se hace notable, acompañada también por manchas debidas tanto al paso del tiempo como al sol. 

 

Cada 10 años, la piel pierde el 10% de su espesor, por eso, los tratamientos para las pieles en este abanico de edad, se centran en reafirmar y recuperar la luminosidad y vida característica de una piel joven.

 

A partir de los 50 años

La piel sufre profundas modificaciones en esta etapa, se da una pérdida total de colágeno y elastina, pierde densidad, es menos elástica y flexible, las arrugas se acentúan y las manchas e irregularidades pigmentarias se agudizan, siendo éste último uno de los problemas que más preocupan a las mujeres en este rango de edad. 

 

Si a todos estos cuidados le sumamos hacer ejercicio de forma regular y unos hábitos alimenticios sanos estaremos más jóvenes por dentro y por fuera.

 

A cada edad su tratamiento

 

A los 20 años, la piel luce espléndida, sus células trabajan a pleno rendimiento y sólo necesita limpieza, protección solar e hidratación de día y de noche. Cuando se cumplen los 30 es el momento de proteger y prevenir, ya que la renovación celular se debilita, la resistencia frente a las agresiones externas disminuye y surgen las primeras arrugas. El rostro comienza a perder luminosidad y firmeza. Asimismo, debemos incluir en la dieta de la piel una exfoliación semanal, hidratantes enriquecidas con retinol, vitaminas e ingredientes que luchen contra los radicales libres, además de privarla de los rayos del sol con cremas con factor de protección.

 

Durante la década de los 40, a la piel se la debe de reafirmar y nutrir, ya que manifiesta las agresiones que ha sufrido durante años por el sol, el tabaco, la contaminación y el estrés. Las arrugas del contorno de los labios y del entrecejo se marcan sin piedad y las temidas patas de gallo afloran en el rostro. La piel de la cara muestra un aspecto apagado. El plan de ataque consiste en utilizar cremas que contribuyan a la aceleración de la producción de colágeno y elastina, responsables de que la piel pierda tersura. También es la hora de utilizar los productos despigmentantes que borran y difuminan las manchas.

 

Con la menopausia surge un gran cambio hormonal que provoca la pérdida de la luminosidad, la flexibilidad y la elasticidad de la piel. El síntoma más marcado es el adelgazamiento de la dermis que se atrofia y hace que los tejidos se relajen más que nunca. A esa edad es necesario utilizar productos que revitalicen la regeneración celular y que, además, tonifiquen, hidraten y difuminen las arrugas.

 

 

¿Utilizas algún remedio natural para cuidar tu piel?

¿Nos lo cuentas?

Te deseo una feliz semana.  ¡¡A disfrutarla!!

 

 

 

Xesca Fernández

www.unplusdebienestar.com

tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma”

Albert Schweitzer OM ( 1875 - 1965) médico, filósofo, teólogo, músico alemán

Premio Nobel de la Paz en 1952


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    CELIA UBILLUS (martes, 10 octubre 2017 19:50)

    Aunque a algunas nos duela esto si es una realidad. Por eso hay que empezar con los tratamientos antes, ya que es mas fácil evitar que reponer. Muy completo tu articulo.