Siete nutrientes que funcionan contra las alergias primaverales

¿Todos los años temes que llegue la primavera?

¿Sufres reacciones alérgicas o padeces problemas relacionados con la alergia como picor en los ojos, catarro o congestión nasal crónica, asma, eccemas o dermatitis?

 

Estos síntomas son muy molestos, pero la buena noticia es que hay una serie de sustancias que pueden reducir el riesgo de sufrir estos síntomas, reducir su severidad en caso de sufrirlos e incluso ayudar en caso de sufrir una crisis.

 

Probióticos

Todos esos síntomas de lagrimeo, picor en los ojos y nariz congestionada se conocen médicamente como “rinoconjuntivitis”. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition administró a 173 pacientes, durante la temporada de la fiebre del heno, 2 cápsulas de probióticos que proporcionaban 3 mil millones de unidades de bacterias o placebos idénticos en un ensayo aleatorizado con placebo. Trascurridas 8 semanas, aquellos que tomaban probióticos mejoraron (de forma que mostraban menos síntomas) en un 68% en comparación con el grupo de placebo que presentó una mejora del 19%. Por lo tanto, los que tomaban probióticos mejoraron en un 49% en comparación con el grupo placebo.

Considera tomar un suplemento probiótico durante la temporada de alergias primaverales. El estudio utilizó una combinación de Lactobacillus y Bifidobacterias.

 

Vitamina C

La Vitamina C es la vitamina más importante contra la alergia. Es un poderoso impulsor de un sistema inmune fuerte, calma las reacciones alérgicas inmediatamente y también es antiinflamatorio. Los niveles en sangre de vitamina C han demostrado ser bajos tanto en personas con asma tratada como en no tratada. Se recomienda un mínimo de 1.000 mg (1 gramo) diariamente, aunque 2.000 mg (2 gramos) o más puede ser lo óptimo para la mayoría de la gente, tengas o no alergias. Si sufres reacciones alérgicas puede que quieras duplicar esta cantidad de forma regular. Dado que la vitamina C entra y sale del cuerpo en 6 horas, es mejor tomarlo en dosis repartidas (divididas a lo largo del día), ya sea 1 gramo por la mañana y 1 gramo a la hora de comer o, si se está tomando en cantidades mayores, 1 gramo cuatro veces al día.

También se puede aumentar la ingesta de vitamina C comiendo mucha fruta y verduras frescas, aunque habría que comer cantidades enormes para llegar a los 2 gramos. Por ejemplo, 100 gramos de pimientos contienen unos 100 mg de vitamina C, 100 gramos de brocoli contienen 110 mg y 100 gramos de fresas 60 mg, y todo esto asumiendo que son frescos. Ten en cuenta que los alimentos que contienen vitamina C a menudo también contienen bioflavonoides antioxidantes como hesperidina, rutina y quercetina, y estos bioflavonoides pueden ayudar a que el cuerpo absorba la vitamina C, otra buena razón para consumir alimentos ricos en vitamina C.

 

Quercitina

La quercitina es otro bioflavonoide y es un poderoso antioxidante que estimula una respuesta inflamatoria saludable. Los estudios con animales también demuestran que la quercitina regula la producción de histamina, uno de los compuestos que dispara la reacción alérgica.

Un estudió demostró que de todos los flavonoides la quercitina era la más eficaz en la inhibición de la histamina. Recientemente otro estudio demostró una reducción de los marcadores inflamatorios y una mejora de la inflamación de las vías respiratorias.

Las mejores fuentes alimenticias de quercitina son las cebollas rojas, manzanas y las bayas, pero será difícil obtener más de 20 mg al día. Por lo tanto, la suplementación de cantidades eficaces también será necesaria si se sufres alergias. Toma 500 mg tres veces al día si tus síntomas son severos y, una vez que la reacción esté bajo control baja, la dosis a 500 mg diarios. Este dosis de mantenimiento también es eficaz para reducir el potencial alérgico. Los mejores resultados se obtienen con una suplementación de 250 mg dos veces por día, con un poco de bromelina (una enzima digestiva que se encuentra en la piña) y vitamina C.

 

Metilsulfonilmetano (MSM)

El Metilsulfonilmetano es una fuente de azufre orgánico y tiene tantos beneficios para las personas con alergias que es difícil saber por donde empezar. En un estudio, a 55 voluntarios diagnosticados con alergia estacional se les administró 1.300 mg de MSM dos veces al día durante 30 días. Se observó una reducción significativa de los síntomas de las vías respiratorias superiores (incluida la congestión nasal) y de las vías respiratorias inferiores (incluida la tos). Siempre y cuando se sufra algún síntoma alérgico o se sienta dolor merece la pena tomar suplementos de MSM a diario. Se recomienda empezar con 1.000 mg o la mitad si se combina con los otros nutrientes antialérgicos.

 

Glutamina

La glutamina es una parte esencial de cualquier dieta diseñada para restablecer las membranas mucosas saludables de forma rápida y reducir el potencial alérgico. También es un nutriente poderoso para el apoyo de la función inmune y para proteger el hígado. Por esta razón, no solo la recomiendo como parte del tratamiento de un intestino permeable (reduciendo así el potencial alérgico), sino también para cualquiera que padezca los síntomas de la alergia. Toma 500 mg como parte de una rutina antialérgica diaria. O si padeces de intestino permeable (lo que suele ir de la mano de las alergias), aumenta la dosis a 8 gramos diarios durante 3 semanas. Si utilizas glutamina en polvo, mézclala con agua fría (una cucharadita colmada son aproximadamente 4 gramos). Para unos resultados óptimos, bebe la mezcla con el estómago vacío.

 

Bromelina

La Bromelina es en realidad un conjunto de enzimas proteolíticas (lo que literalmente significa que participan en la degradación de proteínas). Se encuentran el los tallos de la piña y poseen unas propiedades antiinflamatorias considerables. En un ensayo doble ciego, los participantes que recibieron 160 mg de Bromelina al día experimentaron mejoras significativas en el drenaje nasal, hinchazón y en la respiración restaurada, comparado con aquellos con un tratamiento con placebo. Toma 300 mg al día si tienes reacciones alérgicas o 100 mg diarios para reducir el potencial alérgico.

 

Curcumina

La Curcumina es un agente antiinflamatorio natural que se encuentra en la planta Cúrcuma. A los 241 participantes de un ensayo controlado con placebo que sufrían rinitis alérgica se les administró placebo o curcumina durante 2 meses. “La curcumina alivió los síntomas nasales (estornudos y rinorrea) y la congestión nasal a través de la reducción de la resistencia del flujo de aire nasal”, informaron los investigadores. También se redujeron significativamente los síntomas de los marcadores de inflamación (TNF alfa y IL 4,6 y 10). El problema de la curcumina es que no se absorbe fácilmente en el torrente sanguíneo, por lo que es mejor elegir suplementos con una biodisponibilidad elevada.

 

Dieta para alergias

 

Además de usar estos suplementos, debes seguir estas pautas básicas en cuanto a tu dieta.

  • Evita los alimentos pro-inflamatorios que forman mucosidad como los lácteos o la carne.
  • Reduce aún más tu respuesta alérgica evitando alimentos altamente alergénicos como el trigo, gluten (presente en altas cantidades en trigo, centeno y cebada) y levadura.
  • Hazte la prueba de intolerancias alimenticias para saber si hay algún otro alimento que debas evitar y solucione cualquier problema digestivo. Los trastornos del intestino estimulan el potencial alérgico.
  • Aumente el consumo de frutas y verduras frescas. Toma al menos 3 porciones de fruta, una gran ensalada mixta y 3 porciones de verdura a diario. Elije productos locales y ecológicos. Local porque habrá menos deterioro de nutrientes antioxidantes y ecológico para evitar los restos de pesticidas que además son alérgenos. Come mucha cantidad de estos alimentos crudos.
  • Aumente la cantidad de grasas omega-3 comiendo abundante pescado azul sin rebozar o freír como las anchoas, caballa, sardinas, salmón ecológico o salvaje, arenques ahumados y atún fresco, no enlatado. Añade también muchas semillas de lino recién molidas y semillas de calabaza a los cereales, ensaladas y sopas todos los días.
  • Evita el alcohol, es un disruptor intestinal importante que aumenta el potencial alérgico. Bebe 2 litros diarios de agua pura y filtrada.

 

Autor invitado:

Mikel García Iturrioz

(Director Técnico del herbolario online Misohi Nutrición) 

 

Experto en Nutrición Ortomolecular y Medicina Biológica. Experimentado en la elaboración de contenidos relacionados con los complementos alimenticios y la fitoterapia. Colaborador de diversas revistas del sector de la salud natural, escribiendo artículos sobre nutrición y suplementación.

 

 

¿Que medidas tomas para combatir los signos de la alergia?

¡¡Disfruta de un RADIANTE y Feliz  fin de semana!!

 

 


“Podrán cortar las flores, pero no podrán detener la primavera”

Pablo Neruda,  (12 de julio de 1904-Santiago,- 23 de septiembre de 1973). Poeta chileno, considerado entre los más destacados e influyentes artistas de su siglo


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

 

También te pueda interesar


Escribir comentario

Comentarios: 0