· 

11 alimentos para tener una memoria de elefante

Una alimentación saludable no solo aumenta nuestro bienestar, los nutrientes de los alimentos también son un excelente combustible para el cerebro. Estudios han demostrado que consumir 13 gramos de nueces al día puede ayudar a mejorar la memoria. ¿Pero conoces otros alimentos que comer y que pueden hacerte más inteligente y que pueden ayudarte a fortalecer tu cerebro? En este artículo te los contamos

 

 

1. Ácidos grasos omega-3 y DHA

Los niveles de ácidos grasos omega 3 y altos niveles de DHA presentes en los peces aseguran un funcionamiento saludable del cerebro y un menor nivel de riesgo de demencia y pérdida de memoria. 

El Omega-3 es importante para nuestro cerebro durante toda la vida, desde el desarrollo cognitivo temprano en fetos hasta el aprendizaje y la memoria en adultos. Se cree que las células cerebrales con altos niveles de omega-3 en sus membranas son mejores para comunicarse con otras células, un proceso importante para la función cerebral.

 

 

2. Arándanos

Los arándanos son ricos en antioxidantes que ralentizan el proceso del envejecimiento cerebral y mejoran la memoria. 

El estrés oxidativo puede acelerar el proceso de envejecimiento del cerebro, teniendo efectos negativos sobre la función cerebral.

De acuerdo con estudios en animales, los antioxidantes en los arándanos tienden a acumularse en áreas del cerebro que son esenciales para la inteligencia.

Parece que interactúan directamente con las neuronas envejecidas, lo que conduce a mejoras en la señalización celular.

Los estudios en humanos también han mostrado resultados prometedores.

En uno de estos estudios, 9 participantes de edad avanzada con deterioro cognitivo leve consumían jugo de arándano todos los días. Después de 12 semanas, habían visto mejoras en varios marcadores de la función cerebral.

 

 

3. Cúrcuma

Alto compuesto antiinflamatorio y antioxidantes, presentes en la cúrcuma  ayudan a mejorar la memoria y fomentar el crecimiento de nuevas células cerebrales. 

Uno de los principales impulsores de este proceso es el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que es un tipo de hormona del crecimiento que funciona en el cerebro.

Muchos trastornos cerebrales comunes se han relacionado con la disminución de los niveles de esta hormona, incluida la depresión y la enfermedad de Alzheimer.

Curiosamente, la curcumina puede aumentar los niveles cerebrales de BDNF.

Al hacer esto, puede ser efectivo para retrasar o incluso revertir muchas enfermedades cerebrales y disminuciones relacionadas con la edad en la función cerebral.

También puede mejorar la memoria y hacerte más inteligente, lo que parece lógico dados sus efectos sobre los niveles de BDNF. Sin embargo, se necesitan estudios controlados en personas para confirmar esto.

 

 

4. Brócoli

Cargado con vitamina K y colina, el  brócoli agudiza la memoria del cerebro. 

El brócoli es una fuente de dos nutrientes cruciales que ayudan a mejorar la función cerebral. La vitamina K ayuda a fortalecer las capacidades cognitivas, mientras que se ha descubierto que la colina mejora la memoria: las personas que consumen gran cantidad de brócoli rinden mejor en las pruebas de memoria. El brócoli también incluye una porción considerable de ácido fólico, que puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Los estudios sugieren que la falta de ácido fólico podría llevar a la depresión, por lo que comer mucho brócoli también podría hacerte feliz.

 

 

5. Chocolate negro

Los chocolates oscuros tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que fomentan un flujo sanguíneo adecuado al cerebro que aumenta su poder. 

El estudio de los beneficios cerebrales del chocolate, el cacao y el chocolate negro, principalmente, se ha convertido en una gran área en los últimos años. Numerosos estudios han sugerido que el cacao de alta potencia tiene efectos significativos en cosas como la cognición, el estado de ánimo, el colesterol, la sensibilidad a la insulina y la función de los vasos sanguíneos. Ahora, dos nuevos estudios de la Universidad de Loma Linda descubren que algunos de los beneficios del chocolate también pueden ocurrir a dosis bastante factibles: una porción o dos de chocolate negro puede aumentar la memoria, la cognición, el sistema inmunológico y el estado de ánimo.

 

 

6. Remolacha

Rica en nitratos, la  remolacha aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y rejuvenece las funciones cerebrales. 

Sus órganos vitales necesitan una cantidad adecuada de oxígeno para funcionar bien. Un estudio reciente ha demostrado que beber jugo fresco de remolacha asegura este proceso debido al nitrato que se encuentra en el vegetal. No solo es responsable de la funcionalidad cerebral adecuada, sino que también calma los nervios. Además, el consumo regular del jugo también puede reducir los riesgos de demencia . Puedes consumirlo en trozos y también en forma de jugo; de cualquier forma, obtendrás toda la nutrición.

 

 

7. Romero

El ácido carnósico en el romero combate las bacterias que obstruyen las funciones cognitivas del cerebro y que también pueden conducir a la pérdida de la memoria. 

Proporciona claridad mental. Alivia la ansiedad también. Puedes llamarlo un relajante natural que funciona sin efectos secundarios. Un estudio también notó su impacto positivo en el rendimiento académico de los estudiantes que inhalaron romero antes de aparecer en el examen. No solo el aceite esencial de romero garantiza la claridad mental, sino que también es útil en la enfermedad de Alzheimer . Las cualidades del aceite mejoran la función cognitiva. El uso adecuado y regular del aceite esencial de romero puede reducir la posibilidad de la enfermedad de Alzheimer porque aumenta la actividad neuronal. 

 

 

8. Nueces

 

Las nueces son ricas en antioxidantes, minerales y vitamina E que prometen mejorar el estado de alerta mental del cerebro.  

Varios estudios en humanos indican que comer nueces puede mejorar la función cerebral. También muestran que las nueces pueden ayudar con la depresión y la disminución relacionada con la edad en la función cerebral ( 1 - 2).

Un estudio de personas mayores relacionó el consumo regular de nueces con una mejora significativa de la memoria ( 3 ).

 

 

9. El licopeno

El licopeno, un fuerte antioxidante que se encuentra en los tomates , es el mejor para proteger al cerebro de las bacterias peligrosas y aumentar la memoria. 

Muchas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinsoncomparten una vía de daño oxidativo, que si se reduce, suprime el riesgo de desarrollo o la velocidad de progresión de las enfermedades. El licopeno ejerce estos poderosos efectos sobre la preservación de la función cerebral óptima, que junto con la modesta cantidad de ácido fólico en los tomates, puede descomponer los niveles elevados de homocisteína (que tienen un efecto proinflamatorio).

 

 

10. El aguacate

El aguacate es una fuente de energía de vitamina E y vitamina C que ayuda a reducir el riesgo de Alzheimer y mejorar las funciones cognitivas del cerebro.

Los ácidos grasos desempeñan un papel importante en la regulación de las funciones del sistema nervioso central, la salud reproductiva y el procesamiento cognitivo porque afectan los niveles de hormonas y ayudan a equilibrar las hormonas de forma natural . Como consecuencia, sus estados de ánimo también se benefician cuando consume suficientes grasas saludables. Comer alimentos integrales, fuentes naturales de grasa es una de las claves para seguir una dieta anti-depresiva ,  mientras que también aumenta la fertilidad y su estado de ánimo, ya que varios neurotransmisores y hormonas se sintetizan a partir de ácidos grasos dentro de la dieta.

 

 

11. Vino tinto

La investigación demuestra que el consumo de vino tinto con moderación puede reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer. 

Un equipo del Centro Médico de la Universidad Loyola descubrió que el consumo moderado de vino tinto puede reducir el riesgo de desarrollar demencia .

Un estudio a largo plazo de datos de 19 naciones encontró un menor riesgo estadísticamente significativo de demencia entre los bebedores regulares y moderados de vino tinto en 14 países.

El resveratrol, explicaron los investigadores, es clave para este beneficio. Al reducir la pegajosidad de las plaquetas sanguíneas, ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y flexibles, y esto promueve un buen suministro de sangre al cerebro.

Los vinos tintos y blancos contienen resveratrol, pero el vino tinto tiene más. La piel de las uvas rojas tiene niveles muy altos de resveratrol. El proceso de fabricación del vino tinto implica un contacto prolongado con las pieles de la uva.

Un estudio de 2015 encontró que una alta dosis de resveratrol parecía estabilizar un biomarcador clave para el Alzheimer.

 

Unos hábitos saludables junto a una alimentación saludable proporcionaran a tu cerebro mejor salud y bienestar.

¡¡FELIZ LUNES!!

Que hoy te pase de todo y que todo ¡¡SEA BUENO!!

 

 

 

Elizabeth Casas

acerca de

Tu blog sobre estilo de vida saludable y bienestar personal


 

“Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para el que tiene corazón” 

Gabriel García Márquez 

6 de marzo de 1927, Aracataca, Colombia -  17 de abril de 2014, México, D. F., México

Escritor, novelista, cuentista, guionista, editor y periodista colombiano.

Premio Nobel de Literatura

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales 

También te pueda interesar


Salud

Belleza

Bienestar

Recetas


Escribir comentario

Comentarios: 0