· 

¿Conoces la importancia de las vitaminas antioxidantes?

vitaminas antioxidantes

Las vitaminas antioxidantes que se encuentran en frutas, verduras, tés y suplementos están demostrando ser poderosos agentes en la lucha contra las enfermedades que causan los radicales libres. En este post hablamos hoy de 3 de ellas.

 

Es posible que hayas oído hablar de los antioxidantes, pero ¿eres consciente de lo que hacen o de dónde vienen?

 

¿Para qué necesitamos antioxidantes?

El estrés oxidativo es el término usado cuando el número de oxidantes aumenta por encima de las defensas protectoras en el cuerpo. Una cantidad mayor de lo normal de oxidantes puede ser peligrosa, ya que comenzarán a atacar sus células y su ADN (National Cancer Institute, 2017).

 

Esto es cuando las propias defensas del cuerpo se activan creando más antioxidantes que pueden detener el daño de manera segura. Los antioxidantes trabajan con su sistema inmunológico para combatir infecciones y enfermedades (Sociedad de Nutrición, 1999). Sin embargo, solo hay un tanto que tu cuerpo puede crear de forma natural, después de eso tenemos que confiar en nuestra dieta para cubrir las necesidades de nuestro organismo.

 

El concepto original

Era tomar la cantidad diaria recomendada (CDR) de vitaminas como la vitamina C a un nivel (60 mg) que impidiera enfermedades por carencia de estas como el escorbuto agudo, conocido también como la enfermedad del marinero. Estos son los estándares por los cuales fueron creadas las CDR. 

Sin embargo, en los últimos años, la investigación ha demostrado que las vitaminas tomadas en dosis altas pueden prevenir enfermedades crónicas como el cáncer o las enfermedades del corazón. El debate aún continúa, pero hay una gran cantidad de investigación realizada sobre las vitaminas A, C, E, como vitaminas antioxidantes. 

 

Un estudio del Instituto Nacional de Salud, ensayo clínico que implicó a personas con alto riesgo de desarrollar etapas avanzadas de degeneración macular (AMD, trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda) relacionadas con la edad, demostró que el riesgo de los pacientes se redujo en un 25 por ciento cuando fueron tratados con altas dosis de vitaminas antioxidantes y zinc.

 

Otro estudio en el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta demostró que tomar vitamina E, junto con multivitaminas reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. Entre los pacientes que tomaron la combinación, el riesgo de mortalidad disminuyó en un 15 por ciento para estas dos enfermedades. 

 

Aunque la actual dosis diaria recomendada de vitamina C se ha quedado atascada en 60 mg, muchos investigadores sugieren que el aumento de la dosis diaria recomendada de entre 100 y 500 mg sería una gran manera para que la gente consiga los antioxidantes que necesitan para mantener el bienestar general. 

vitaminas antioxidantes

¿Cuáles son los beneficios de los antioxidantes?

 

1. Mejoran la salud cardiovascular

algunos, como la vitamina C, E, el selenio, el cobre y el zinc tienen una poderosa actividad cardioprotectora. Se ha encontrado que una ingesta adecuada de vitamina C puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular hasta en un 50 por ciento.

 

2. Mejoran la salud cognitiva

Se encontró que los antioxidantes mejoran la memoria y reducen el riesgo de demencia. Se ha demostrado que las vitaminas y minerales antioxidantes como las vitaminas C y E, el selenio y el zinc funcionan como "antidepresivos" naturales, especialmente cuando se toman en sus formas orgánicas más biodisponibles.

 

3. Tratamiento de artritis

Un estudio ha encontrado que la intervención antioxidante puede mejorar los síntomas clínicos de la artritis reumatoide y ofrecer alivio. Esto puede atribuirse a las propiedades antiinflamatorias de los antioxidantes

 

4. Pueden ayudar a prevenir el cáncer 

Los antioxidantes previenen el daño de los radicales libres, que se ha encontrado que causa cáncer. Según el Instituto Nacional del Cáncer, incluso los suplementos antioxidantes dietéticos pueden ayudar al tratamiento del cáncer, dada su capacidad para combatir el estrés oxidativo y la inflamación.

 

5. Mejoran la inmunidad

El consumo de más frutas y verduras es una forma segura de aumentar su inmunidad. Los antioxidantes como las vitaminas A, C, E y los carotenoides estimulan la salud inmunológica.

 

6. Pueden beneficiar a los fumadores

Varios estudios han demostrado que la ingesta saludable de una variedad de frutas y verduras puede ser una estrategia de protección para los fumadores.

 

7. Pueden mejorar la fertilidad

Los estudios son limitados todvía. Sin embargo, un estudio afirma que los antioxidantes como las vitaminas C, E, zinc y selenio pueden mejorar la calidad y fertilidad del esperma.

 

8. Retrasan el envejecimiento

Son los radicales libres los que causan los signos del envejecimiento. Causan daño celular e inflamación y conducen a arrugas y manchas de la edad. Dado que los antioxidantes contrarrestan los efectos de los radicales libres, pueden desempeñar un papel importante en el retraso de los signos del envejecimiento.

 

 

Conclusión

Sin embargo hay que tener cuidado al comprar y consumir vitaminas y suplementos. La investigación ha demostrado que las vitaminas enteras de los alimentos o vitaminas con sus co-factores, son mucho más eficaces que los nutrientes aislados. La nutrición es un proceso complejo de miles de reacciones químicas dentro de nuestro organismo. Las vitaminas son siempre mejores en su estado natural, en los alimentos que comemos. Los suplementos nunca deben ser usados como sustitutos de una dieta pobre.

 

La opción más inteligente es buscar las vitaminas alimenticias en los alimentos de forma natural para complementar una buena dieta, aunque hoy en día los procesos de cultivo están provocando que tanto frutas como verduras tengan unos niveles de vitaminas y/o minerales muy bajos no consiguiendo cubrir todo lo necesario a la hora de comer, por lo que en ciertas ocasiones es necesario recurrir a complementos o suplementos alimenticios para satisfacer las necesidades oportunas.

 

Podemos encontrar:

Vitamina C en alimentos como las verduras y todas las frutas, especialmente los cítricos, los kiwis, las bayas, grosella negra, acerola, el pimiento, col de Bruselas, brócoli, papaya, los tomates, el perejil…

Podemos encontrar:

Vitamina A La encontramos en las verduras y frutas de color naranja como la calabaza, moniato, albaricoques, melón, zanahorias… y otras como las espinacas, lechuga, coles…

Podemos encontrar:

Vitamina E. Esta vitamina se encuentra en aceites de origen vegetal como el de girasol, lino, el germen de trigo… acelga, espinacas , col, aguacate y en la mayoría de frutos secos como almendras, avellanas, piñones …


 

¿Eres más de frutas y verduras o de suplementos?

Nuevos recursos para disfrutar de un estilo de vida sano en el próximo post

¡¡ Feliz semana !!

 

 

   

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO? 

Mantente al día de todos nuestros artículos, recibiendo en tu correo nuestro Boletín de Noticias con temas tan interesantes como Salud, Cosmética Natural, Alimentación Saludable, Recetas y Pensamiento Positivo.

¡¡ NO te los pierdas !!

Puede darse de baja en cualquier momento

                    SUSCRIBIRSE


 

“ La salud y alegría se engendran mutua y naturalmente”

Joseph Addison, (mayo de 1672 Milston, Wiltshire -  junio de 1719. Holland House, Kensington)

 Escritor y político inglés 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Belleza

Alimentación

Recetas

Bienestar


Escribir comentario

Comentarios: 0