· 

7 síntomas de deficiencia de vitamina D

Se estima que más de mil millones de personas en el mundo sufren de deficiencia de vitamina D. Y aunque se habla cada vez más sobre la importancia de este ingrediente, todavía pocas personas saben cuáles son los síntomas de la deficiencia de vitamina D. Conoce en este post las siete señales que envía el cuerpo cuando carece de vitamina D.

 

El estilo de vida moderno, la búsqueda de la implementación de los planes establecidos tanto en el trabajo como en la vida privada hace que muchos de los asuntos importantes para nosotros pasen a un segundo plano. Sucede que sentimos estrés y presión, no dormimos lo suficiente, tenemos falta de relajación y descanso al aire libre. También hay una falta de tiempo para preparar y comer comidas saludables. Como resultado, no solo aumentamos de peso, sino que también empobrecemos nuestro cuerpo con ingredientes invaluables como la vitamina D.

 

SÍNTOMAS DE DEFICIENCIA DE VITAMINA D

1. Fatiga

A menudo nos parece que la falta de energía es el resultado del hecho de que todavía estamos ocupados y no dormimos bien. Sin embargo, puede ser que la fatiga constante y el agotamiento físico sean el resultado de la deficiencia de vitamina D. Investigadores estadounidenses de la Universidad de Rowan han observado que igualar el nivel de esta sustancia en los cuerpos de las personas estudiadas provocó que dejaran de sentir fatiga constante. Si no tienes energía y te cansas rápidamente, comprueba tus niveles de vitamina D. Puede resultar que tengas una deficiencia, que se traduzca en mal humor y cansancio.

 

2. Infecciones frecuentes

La vitamina D tiene muchas funciones en el cuerpo, pero una de las más importantes es fortalecer el sistema inmunológico. Gracias a esto, el cuerpo puede luchar contra virus y bacterias que causan enfermedades. Cuando la vitamina D se está agotando, te vuelves más susceptible a la infección. ¿Sueles contraer resfriados, enfermedades respiratorias y gripe ? Los científicos han confirmado que esto puede deberse a los bajos niveles de vitamina D en el cuerpo. En lugar de atiborrarte de medicamentos y antibióticos de venta libre, es mejor comenzar por la prevención: compensa tu déficit de vitamina D y tu inmunidad mejorará.

 

3. Dolor de huesos y espalda

La vitamina D es muy importante para la salud ósea. ¿Por qué? Gracias a élla, el calcio y el fósforo, es decir, dos ingredientes clave para la condición del sistema esquelético, estos se absorben adecuadamente en el cuerpo. Si falta, aparece el dolor en los huesos, como lo demuestran investigadores alemanes de la Universidad de Giessen. La deficiencia de vitamina D también puede manifestarse por dolor de espalda. Los científicos del Departamento de Salud y Bienestar de los Estados Unidos han llegado a tales conclusiones. Puede resultar que el dolor de espalda recurrente no sea el resultado de un estilo de vida sedentario, sino la falta de una vitamina tan importante.

 

4. Pérdida de cabello

Muchos factores pueden ser responsables de la pérdida de cabello: estrés, mala alimentación, debilitamiento de la inmunidad. Pero los médicos señalan que la deficiencia de vitamina D también puede ser la culpable. Los expertos de la Universidad de El Cairo han demostrado que existe una relación entre los bajos niveles de esta vitamina en el cuerpo y la tendencia a la pérdida de cabello en las mujeres. La falta de vitamina D interrumpe el ciclo de vida del cabello, conduce a un adelgazamiento del cabello y una mayor pérdida de cabello. 

 

5. Dolores musculares

La vitamina D afecta no solo a nuestros huesos, sino también a los músculos. Es por eso que su deficiencia puede causar dolor muscular, pérdida de masa muscular y problemas con la regeneración muscular después del ejercicio. Durante el experimento realizado en la Universidad de Berna, resultó que el 71 por ciento de los pacientes con dolor muscular crónico tenían niveles bajos de vitamina D. Otros estudios han confirmado que tomar dosis adecuadas de vitamina D alivia el dolor muscular. 

 

6. Depresión

La vitamina D afecta a todo el cuerpo, incluido el cerebro. Los expertos han demostrado que la depresión puede ser una señal de vitamina D. Se llegó a estas conclusiones, entre otros, investigadores de la Harvard Medical School. Las personas con depresión a menudo tienen niveles demasiado bajos de vitamina D. Los científicos dicen que este componente afecta la liberación de serotonina y dopamina en el cerebro; estas dos hormonas son cruciales para nuestro bienestar. Si te sientes deprimido, tienes problemas para dormir o tienes ansiedad, no esperes y consulta a un médico. Puede resultar, que para sentirse mejor sea suficiente complementar las deficiencias de esta vitamina.

 

7. Curación lenta de heridas

Los trastornos de curación de heridas después de la cirugía y las lesiones pueden ser una señal de alarma de que tu cuerpo requiere vitamina D. Los investigadores de la Universidad de Alberta en Canadá han notado que la vitamina D aumenta la producción de compuestos necesarios para la formación de nuevas pieles en la curación de heridas. Otro estudio encontró que la deficiencia de vitamina D desaceleró el proceso de curación después de los procedimientos dentales. Curiosamente, también se observó que el cuerpo se regenera más lentamente y peor, por ejemplo, después de las infecciones, cuando tenemos falta de vitamina D.  

 

¿CÓMO COMPENSAR LA DEFICIENCIA DE VITAMINA D?

Expertos del Hospital San Rafael aconsejan una exposición mantenida durante todo el año, y sobre todo durante los meses de otoño e invierno para contribuir a la formación y mantenimiento de vitamina D así como para mantener niveles adecuados en huesos y prevenir y mantener unos niveles altos de optimismo ya que estos meses son más proclives para los estados depresivos, así como enfermedades óseas. Así que ya sabes... un cuarto de hora al sol, te aportará los niveles óptimos de vitamina D que tu organismo precisa.

 

Desafortunadamente, por nuestro estilo de vida en ciertas ocasiones es difícil obtener este ingrediente de esta manera. ¿Qué hay de la dieta? Por supuesto, algunos alimentos contienen vitamina D, pero en cantidades demasiado pequeñas para proporcionar la dosis diaria requerida con los alimentos. En estos casos solo queda la suplementación, pero para ello lo mejor es consultar a un médico de familia que te dirá qué preparación elegir. 

 

¿Tomas tu ración diaria de sol?

¡¡Disfruta de un RADIANTE y Feliz día!!

 

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO? 

Mantente al día de todos nuestros artículos, recibiendo en tu correo nuestro Boletín de Noticias con temas tan interesantes como Salud, Cosmética Natural, Alimentación Saludable, Recetas y Pensamiento Positivo.

¡¡ NO te los pierdas !!

Puede darse de baja en cualquier momento

 SUSCRIBIRSE

 


“Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas, pero no las mismas.”

Woody Allen (1 de diciembre de 1935 Nueva York, Estados Unidos)

Director, guionista y actor estadounidense de nombre real Allen Stewart Konigsberg, ganador del Premio Oscar en reiteradas oportunidades.


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Belleza

Recetas

Bienestar

Alimentación


Escribir comentario

Comentarios: 0