· 

Embarazo saludable, ecografías básicas y necesarias

Las ecografías son ondas sonoras utilizadas para construir una imagen del bebé en el útero. Las exploraciones son indoloras, no tienen efectos secundarios conocidos en madres o bebés, y se pueden realizar en cualquier etapa del embarazo.

Para los padres, las ecografías son lo más destacado del embarazo. Es muy emocionante ver al bebé en el útero, a menudo moviendo sus manos y piernas.

 

Tener una exploración en el embarazo suele ser un evento feliz, pero se ha de tener en cuenta que las ecografías pueden detectar algunas afecciones de salud graves, así que se debe estar preparado para esa información.

A día de hoy es muy sencillo realizar una ecografía, a través de determinadas  plataformas online puedes conocer el precio de una ecografía en Barcelona o los mejores profesionales para realizarlas.

 

En la actualidad, realizar ecografías es una actividad muy común, incluso fuera de la rutina médica necesaria.

Las ecografías básicas y necesarias son tres, una por cada trimestre. Se harán dos ecografías estándar: uno a las 12-14 semanas y otro a las 18-20 semanas de embarazo. La ecografía de 12-14 semanas determina una fecha estimada, verifica la anatomía básica, busca embarazos múltiples y detecta la probabilidad de síndrome de Down.

 

La ecografía de 18 a 20 semanas verifica la anatomía del bebé con más detalle y localiza la posición de la placenta.

 

 

La última ecografía sirve para conocer la información sobre la colocación del feto, su peso y bienestar general. En esta última ya se sabrá todo lo relacionado con el bebé y las posibles complicaciones en el parto. Una vez finalizada esta tercera ecografía tan solo quedan unas pocas semanas para el nacimiento del bebe.

 

¿Qué sucede durante la prueba con ultrasonido? La exploración se realiza en una habitación con poca luz para que el especialista pueda obtener buenas imágenes del bebé. El profesional colocará un gel para ultrasonidos en la barriga de la madre y colocará papel de seda alrededor de la ropa para protegerla del gel. Este asegura que haya un buen contacto entre la máquina y la piel de la futura madre.

El profesional médico pasará una sonda sobre la piel. Es esta sonda la que envía ondas de ultrasonido y las recoge cuando se recuperan.

 

 

Aparecerá una imagen en blanco y negro del bebé en la pantalla a través de ultrasonidos. Durante el examen, el profesional debe mantener la pantalla en una posición que brinde una buena visión del bebé.

 

A continuación, se examina cuidadosamente el cuerpo del bebé. Hacer el escaneo no duele, pero el personal puede necesitar aplicar una ligera presión sobre la barriga para obtener las mejores vistas y movimientos del pequeño.

 

Además de estas ecografías, muchas personas realizan las denominadas ecografías en 4D y 5D, donde se pueden observar de manera muy detallada los rasgos de la cara y expresión del bebé.

 

Esta es una tendencia cada vez más utilizada, muchos padres optan por obtener un buen número de ellas y plasmarlas en un álbum que quedará para siempre como recuerdo familiar.

 

¿Te has acordado de empezar el día con una sonrisa?

 ¡¡ Feliz día !!

 

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO? 

Mantente al día de todos nuestros artículos, recibiendo en tu correo nuestro Boletín de Noticias con temas tan interesantes como Salud, Cosmética Natural, Alimentación Saludable, Recetas y Pensamiento Positivo.

¡¡ NO te los pierdas !!

Puede darse de baja en cualquier momento

                      SUSCRIBIRSE

 

 


 

“El primer paso para conseguir lo que queremos en la vida, es decidir lo que queremos.”

"Ben" Stein (nacido el 25 de noviembre de, 1944) Escritor estadounidense, abogado, actor y comentarista de temas políticos y económicos

 


¡¡ Gracias por tu visita !!

Si te ha gustado este artículo, dale un "Me Gusta" y compártelo en tus redes sociales

También te pueda interesar


Belleza

Bienestar

Alimentación

Recetas


Escribir comentario

Comentarios: 0